¿Qué camino debe seguir el movimiento contra la guerra?

Workers World entrevista el 13 de marzo a Sara Flounders, de la Coalición Nacional Unida contra la Guerra (UNAC), sobre la movilización contra la guerra en Ucrania y sus perspectivas.

Protesta contra la guerra en Times Square, Nueva York, 14 de enero de 2023. (Créditos de la fotografía: Brenda Ryan)

 John Catalinotto y Sara Flounders. Workers world.org

Workers World: Estamos a punto de participar en una manifestación contra la guerra, que tendrá lugar en Washington y San Francisco. ¿Cuál es la naturaleza de la guerra por la que protestaremos?

Sara Flounders: Primero me gustaría enumerar algunos eventos recientes que refuerzan los puntos que voy a explicar.

El 10 de marzo, la administración del presidente Joe Biden presentó un presupuesto militar al Congreso de un récord de $ 886 mil millones. Con complementos del Congreso, fondos ocultos en beneficios e investigaciones para veteranos, y suplementos para armas a Ucrania, los costos superarán fácilmente $ 1 billón.

Ese mismo día, un importante banco regional, el Silicon Valley Bank en California, quebró y fue tomado por los reguladores federales. Fue el banco más grande de Estados Unidos en colapsar desde la crisis financiera de 2008.

Y ese mismo día, China organizó negociaciones en Beijing entre Arabia Saudita e Irán, que terminaron con un acuerdo entre los dos principales países de Asia occidental. Durante los últimos 75 años, Estados Unidos había sido la potencia dominante en esa región. De manera simbólica, el imperialismo estadounidense ha sido dejado de lado.

Estos eventos marcan el carácter grave de la crisis económica y diplomática que enfrenta el imperialismo estadounidense. Significa que en un intento por revertir estos desarrollos, la administración Biden desplegará al ejército estadounidense. Hemos visto este aumento en el uso del ejército de Estados Unidos y la OTAN en Ucrania y en el Mar del Sur de China a lo largo de 2022.

WW: Comencemos con la guerra en Ucrania.

SF: La guerra en Ucrania es una guerra de poder. Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea armaron a la parte ucraniana y la convirtieron en una guerra prolongada contra Rusia. Washington está dispuesto a luchar hasta el último ucraniano.

La OTAN liderada por Estados Unidos se ha desarrollado como una potencia policial mundial que impone la expansión imperialista no solo en el Atlántico Norte sino en África, América Latina, Asia occidental y central, e incluso en el Pacífico. Estados Unidos, a menudo con el respaldo de la OTAN, ha librado guerras de agresión contra Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia e indirectamente contra Siria, Yemen y Palestina.

Biden declaró que el objetivo de la guerra de Ucrania era colapsar Rusia. Los estrategas estadounidenses han designado el debilitamiento de Rusia como un paso necesario para atacar a China. La guerra en Ucrania es una nueva ofensiva imperialista desastrosa y peligrosa. Es parte de un esfuerzo continuo para reconquistar la economía mundial.

En sus argumentos para evaluar la Primera Guerra Mundial hace más de 100 años, el revolucionario ruso V. Lenin exigió una posición “derrotista revolucionaria” del partido obrero en cada país contra su propia clase dominante imperialista. En el periódico Workers World, hemos estado explicando los peligros de la expansión de la OTAN durante los últimos 30 años. Estamos a favor de la derrota de esta ofensiva de la OTAN hoy.

Las manifestaciones del próximo fin de semana exigen que Estados Unidos y la OTAN detengan su guerra contra Rusia, dejen de armar al régimen de Kiev y pongan fin a todas las sanciones contra Rusia. ¿Por qué centramos nuestras críticas en la OTAN? Porque cualquier ganancia de la OTAN es una amenaza para los trabajadores aquí y en todo el mundo. Cualquier revés para el imperialismo estadounidense y su máquina de guerra de la OTAN fortalece a los trabajadores a nivel mundial.

WW: La guerra en Ucrania ha durado más de un año. ¿Cómo evalúa su resultado?

SF: Los soldados han muerto en ambos lados, y la población civil ha sufrido mucho. Recuerde que al expandir la OTAN hacia el este y amenazar con hacer que Ucrania formara parte de la OTAN, Estados Unidos y sus aliados provocaron la intervención rusa. Washington luego impuso las sanciones más severas que pudo, con la esperanza de provocar un cambio de régimen en Rusia. Esto no lo hizo.

Washington logró, sin embargo, alinear a los países de la Unión Europea detrás de estas sanciones. Muchos países de la OTAN aumentaron sus presupuestos de guerra, Alemania duplicó su presupuesto. Estados Unidos logró interrumpir el comercio entre la UE y Rusia. Cuando aumentó la presión en Alemania para reabrir la transmisión de gas desde Rusia, el Pentágono hizo estallar los gasoductos Nord Stream.

Estados Unidos no logró un cambio de régimen en Rusia. Pero logró, a través de sanciones, romper el comercio de la UE con Rusia. Estas sanciones han impuesto grandes dificultades a la clase obrera en Europa, que es una clase obrera multinacional. Hay un aumento de la lucha de la clase obrera en Europa, visto en su apogeo en Francia, y una creciente desilusión con la guerra.

El fracaso de Estados Unidos para desintegrar Rusia está llevando a muchos otros cambios globales. La hegemonía del dólar estadounidense ha caído. Y, como se acaba de mostrar, se podría hacer un acuerdo importante entre Arabia Saudita e Irán en China sin la participación de Estados Unidos.

WW: Hace un mes hubo una manifestación en Washington el 19 de febrero, que fue etiquetada como antiguerra, que contó con el liderazgo del Partido Libertario. ¿Cuál fue su actitud hacia ella?

SF: No creíamos que ayudaría a la lucha contra la guerra tratar de construir lo que algunas personas llaman un “bloque derecha-izquierda”. La clase obrera, incluidos los sectores más oprimidos de la población, los más afectados, será el núcleo del movimiento contra la guerra.

Un bloque derecha-izquierda, en este caso con liderazgo libertario, disminuye el papel especialmente de los trabajadores oprimidos. Los libertarios son pro-capitalistas en la forma más cruda. El capitalismo es la base de la guerra imperialista. Así que promover agresivamente el capitalismo desorienta al movimiento y lo divide.

Los libertarios son fuertemente antisindicales, anti-Seguridad Social y en contra de las leyes de derechos civiles que intentan mitigar la discriminación racista. En Washington, sus oradores dejaron claras sus posiciones procapitalistas.

Pero también entendimos por qué participarían activistas individuales contra la guerra. No desalentamos la participación. Pero nos opusimos a respaldar la manifestación del 19 de febrero. UNAC, Answer, Code Pink, Veterans For Peace, Black Alliance for Peace y otros también se negaron a respaldar.

WW: ¿Cómo se proyecta que la manifestación del 18 de marzo sea diferente de la del 19 de febrero?

SF: La United National Antiwar Coalition (UNAC), de la que he formado parte desde su fundación hace 12 años, eligió construir una alianza decidida a fortalecer las fuerzas de izquierda y antirracistas que atacan, no glorifican, el sistema capitalista. Este fue un momento decisivo en la dirección.

UNAC realizó manifestaciones desde el comienzo de la guerra en marzo de 2022. En octubre de 2022, organizamos acciones coordinadas en más de 70 ciudades y con una coalición aún más amplia en más de 90 eventos en enero de 2023.

En las próximas manifestaciones del 18 de marzo por la paz en Ucrania, en el 20 aniversario de la criminal invasión estadounidense de Irak, formamos parte de una coalición aún más amplia contra la guerra donde las posiciones antiimperialistas están bien representadas.

Nuestras demandas incluyen oponerse a la amenaza de guerra de Estados Unidos contra China y la guerra de Israel contra el pueblo palestino, mantener a Estados Unidos fuera de Haití, poner fin a las sanciones contra Siria, poner fin a la OTAN y a AFRICOM. Financiar las necesidades de la gente, no la máquina de guerra, y luchar contra el racismo y la intolerancia en casa, no en otros pueblos, es lo que une este esfuerzo.

Fuente:

https://www.workers.org/2023/03/69795/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=which-way-forward-for-the-antiwar-movement
Compartir:

Next Post

Pedro Sánchez y su gobierno incumplen y no derogarán la Ley Mordaza

Jue Mar 16 , 2023
Aunque se trataba de un compromiso de legislatura de la coalición PSOE-UP, finalmente se mantendrá como está la conocida como "ley mordaza" para criminalizar la protesta social. Diversas organizaciones de protección de los Derechos Humanos en el Estado español, han difundido el siguiente comunicado.
Portavoz parlamentario de ERC critica incumplimiento del gobierno PSOE-UP

Ver también

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario