Más de 70 ciudades estadounidenses piden un alto el fuego en Gaza

Manifestantes en Chicago se manifiestan en apoyo de los palestinos el 18 de octubre de 2023. (Foto de KAMIL KRZACZYNSKI/AFP vía Getty Images)

El Ayuntamiento de Chicago, junto con otras 70 ciudades de EEUU, aprobó finalmente la moción «Unidos por la Paz» que exige el fin de la guerra de Israel contra Gaza y ayuda humanitaria para los palestinos. Esta resolución se basa en la denuncia Sudafricana ante la ONU por el genocidio sionista que contó con el apoyo de más de 150 países. Además de su valor testimonial, este pronunciamiento municipal subraya igualmente la importancia de multiplicar las presiones contra unos gobiernos e instituciones al servicio del imperialismo más brutal y destructor.

Miles Kampf-Lassin. Inthesetimes.com

El miércoles 31 de enero, Chicago se convirtió en la ciudad más grande del país en respaldar una resolución que pide un cese al fuego inmediato en la guerra de Israel contra Gaza. La votación de 24 votos favorables contra 23 contrarios se produjo después de un debate airado entre los miembros del Pleno Municipal. El alcalde Brandon Johnson fue quien rompió el empate inicial de 23-23 apoyando esta moción y asegurando su aprobación.

La resolución, conocida como «Unidos por la Paz», fue presentada por la concejal Rossana Rodríguez Sánchez y el Concejal Daniel La Spata, y se basó en una moción presentada recientemente en la Asamblea General de la ONU que obtuvo el apoyo de más de 150 naciones (Estados Unidos emitió uno de los 10 votos en contra). Además de apoyar un alto el fuego, la resolución del Concejo Municipal de Chicago pide la liberación de los rehenes y el suministro de ayuda humanitaria adicional a Gaza.

Muchos miles de palestinos, en su mayoría mujeres y niños, han muerto por los bombardeos israelíes de Gaza desde que comenzaron los ataques a principios de octubre, y más del 90% de los dos millones del enclave. Tres millones de residentes han sido desplazados. Hay una grave falta de alimentos y agua potable. El secretario general de la ONU ha calificado la situación a la que se enfrentan los habitantes de Gaza de «catástrofe humanitaria».

En un caso presentado por Sudáfrica acusando al gobierno israelí de cometer genocidio, la Corte Internacional de Justicia dictaminó la semana pasada que Israel debe prevenir actos genocidas y permitir la entrada de ayuda humanitaria a civiles, entre otras medidas. A Israel se le dio un mes para presentar un informe a la corte que mostrara el cumplimiento de esos mandatos por parte del país. Sudáfrica enmarcó su caso dentro de su argumento de larga data —del que se hicieron eco otros críticos— de que la ocupación israelí de décadas, la negación sistemática de los derechos y libertades básicos de los palestinos y los bloqueos de alimentos y otros recursos vitales equivalen a un sistema de apartheid.

Durante la parte de comentarios públicos de la reunión del Concejo Municipal del miércoles, varios residentes hablaron en apoyo de la resolución de cese al fuego. El defensor del cese al fuego Marty Levine, miembro de Jewish Voice for Peace, dijo: «Hago esto porque creo que es lo que yo, como judío, debo hacer». Continuó: «Las lecciones que debemos aprender del Holocausto son que nunca puede volver a suceder y que nunca podemos permitir que vuelva a suceder. El «Nunca más» no es para algunos, es para todos. Se nos enseña que salvar una vida es salvar a toda la humanidad».

Jennifer Husbands, residente del distrito, dijo: «Hemos sido testigos del asesinato masivo de palestinos». Al señalar que la mayoría de los posibles votantes y tres cuartas partes de los demócratas apoyan un alto el fuego, argumentó que «el dinero de nuestros impuestos se está utilizando para bombardear a los palestinos» en lugar de financiar servicios como la vivienda, la educación y la prevención de la violencia armada. «Como dijo Tupac: ‘Tienen dinero para la guerra, pero no pueden alimentar a los pobres'».

El área de Chicago es el hogar de la población palestina más grande de los Estados Unidos. Más de 18.000 palestinos viven en el condado de Cook, que incluye la ciudad.

El área de Chicago es el hogar de la población palestina más grande de los Estados Unidos. Más de 18.000 palestinos viven en el condado de Cook, que incluye la ciudad.

Con un pañuelo keffiyeh, Rama Izar, un activista pro-Palestina, habló de las protestas callejeras regulares contra el asalto israelí que han envuelto a la ciudad: «Hemos estado cantando en las calles de Chicago todas las semanas sobre la libertad, sobre la liberación, sobre la justicia».

«El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, dijo que Israel está luchando contra los animales humanos», continuó Izar. «¿Cómo demonios se puede debatir un alto el fuego?. No hay negocios como de costumbre mientras persista este genocidio».

Quienes se oponen a la resolución citaron el asesinato de 1.200 israelíes a manos de Hamas el 7 de octubre como una razón para que Israel continúe sus ataques contra Gaza.

El alcalde Johnson hizo un llamado a la paz en la cámara después de una serie de interrupciones a los oradores. Cuando la concejal Debra Silverstein se levantó para hablar en oposición a la resolución, se enfrentó a tantas interrupciones que el alcalde pidió un receso y despejó al público de la galería. Silverstein es el autor de una resolución separada de apoyo a Israel que el Concejo Municipal aprobó en octubre tras el ataque de Hamas.

La semana pasada, Johnson se pronunció a favor de la resolución de alto el fuego «Unidos por la Paz», diciendo: «Creo que estamos viendo a 25.000 palestinos que han sido asesinados. La matanza tiene que parar. Así que, sí, necesitamos un alto el fuego».

El alcalde agregó: «Puedo decir desde una nota muy personal: sé que para la liberación negra tuvimos que hacer declaraciones que pueden no haber tenido un impacto inmediato. Pero no sería alcalde de la ciudad de Chicago si la gente no estuviera presionando al gobierno para que reconozca la humanidad de las personas y entienda el valor de la liberación, lo que significa para las personas, los grupos y las naciones. Y en este caso, la gente debe ser liberada».

Más de 70 ciudades de Estados Unidos han aprobado resoluciones a favor del cese al fuego, entre ellas San Francisco, Minneapolis y Detroit.

El reverendo Jesse Jackson, que apoya un cese al fuego, estaba en la sala para la votación. Junto con su coalición Rainbow PUSH, había escrito una carta instando a los miembros del Concejo Municipal a respaldar la resolución.

Los sindicatos de la ciudad, incluidos los miembros del Sindicato de Maestros de Chicago, el Sindicato de Trabajadores Automotrices Unidos (UAW), el Sindicato Nacional de Enfermeras Unidas (NNU) y el Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), celebraron una conferencia de prensa en apoyo a esta resolución de alto el fuego. El SEIU, el UAW y el NNU se encuentran entre los sindicatos nacionales que han expresado su apoyo a un alto el fuego y al fin de la violencia en la región, en lo que Carl Rosen, presidente general de United Electrical Radio and Machine Workers of America, llamó «la mayor expresión por la paz del movimiento obrero en toda una generación».

El martes 30 de enero, cientos de estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago salieron de clase y se manifestaron en el Ayuntamiento en apoyo de la resolución. Kiera Hines, estudiante de tercer año de la Academia Kenwood en el lado sur, le dijo a Block Club Chicago: «Los estudiantes y la generación más joven realmente se preocupan por el pueblo palestino. A pesar de que no estamos siendo bombardeados [en Estados Unidos], esto nos afecta indirectamente: al ver a nuestros compañeros, incluso a niños y adultos, vemos que esto le puede pasar a otras personas. Casi se siente como una amenaza».

La Convención Nacional Demócrata, donde se espera que el partido nomine oficialmente a Biden para presidente, se llevará a cabo en Chicago en agosto, y el hecho de que la ciudad pida formalmente un alto el fuego podría poner a la administración en una posición incómoda.

La semana de acción ayudó a los proponentes de la resolución a obtener un apoyo mayoritario. Antes de la votación, el concejal Nicholas Sposato, que se opuso a la medida, se lamentó: «Nos superaron».

La aprobación de la resolución fue una victoria indiscutible para los movimientos progresistas y propalestinos de Chicago que se han organizado y protestado durante meses exigiendo un alto el fuego en Gaza. Muchos de los grupos de izquierda que conforman estos movimientos también fueron fundamentales para la elección el año pasado de Johnson y otros líderes progresistas en la ciudad.

El Concejo Municipal de Chicago se une a los líderes electos demócratas en Illinois que han pedido un cese al fuego, incluidos el senador Dick Durbin y los representantes Delia Ramírez, Jesús «Chuy» García y Jonathan Jackson.

Algunos partidarios de la resolución de Chicago la ven como una forma de presionar a la administración Biden para que ponga fin al asalto de Israel. La Convención Nacional Demócrata, donde se espera que el partido nomine oficialmente a Biden para presidente, se llevará a cabo en Chicago en agosto, y el hecho de que la ciudad pida formalmente un alto el fuego podría poner a la administración en una posición incómoda si no cambia su apoyo incondicional al bombardeo del gobierno de Netanyahu. Con su respaldo total a las acciones de Israel, el presidente ha visto cómo su apoyo se desploma entre los estadounidenses de origen árabe y los jóvenes, ambos electorados clave, especialmente en estados indecisos como Michigan.

«Chicago importa mucho en términos del panorama político nacional», dijo Rodríguez Sánchez, «Sabemos que el DNC se va a llevar a cabo en Chicago y lo que hace Chicago es importante para el resto del país tiene un efecto dominó».

Compartir:

Next Post

Declaración transatlántica de funcionarios públicos sobre Gaza

Dom Feb 4 , 2024
Personal de las administraciones públicas de EEUU, UE y Reino Unido han firmado una declaración conjunta llamando a sus respectivos gobiernos para que dejen de apoyar militarmente a Israel, exigiendo un alto el fuego inmediato y el acceso humanitario a Gaza, así como apoyar la rendición de cuentas por Genocidio del […]
Más de 800 funcionarios firmaron una carta en la que pedían un alto el fuego en Gaza. (Imagen: Palestine Chronicle)

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario