La importancia de las elecciones europeas para los trabajadores

Recortes de figuras sobre fondo de casas de papel

Laboro-spain.blogspot

Muchos trabajadores ni siquiera sabrán que el próximo domingo hay elecciones europeas. De los que lo sepan, la mayoría ni se molestarán en ir a votar. De los que voten, la inmensa mayoría decidirá su voto o contra Perro Sanxe o con Perro Sanxe. Todos ellos demostrarán ignorar por completo que las elecciones europeas son tanto o más importantes que las españolas para los derechos de los trabajadores y que nada tienen que ver con el panorama político nacional, como vamos a demostrar inmediatamente.

Desde que el PSOE, Podemos y varios partidos más consiguieron echar del gobierno a los Ppox de M.Rajoy, ha habido una gran cantidad de reformas legislativas favorables a los trabajadores, unas más importantes y otras menos. Se han modificado varias veces las leyes más importantes sobre el tema, como el Estatuto de los Trabajadores (la que define tus derechos ante la empresa), la Ley General de la Seguridad Social (la que define tus derechos sobre prestaciones como las bajas, el paro o la jubilación) e incluso la Ley de la Jurisdicción Social (la que define cómo se demanda) y otras muchas más. Muy bonito, pero de lo que nadie o pocos hablan es de por qué, curiosamente, solo se han reformado a favor de los trabajadores unos aspectos determinados de la legislación. Menos aún se habla de por qué, más curiosamente aún, siguen igual que estaban otros muchos aspectos. Igual que los dejaron los Ppox de M.Rajoy, sin olvidar los que siguen igual que los dejó el “PSOE bueno” de Felipe GonzaleX. Pero nosotros sí que vamos a hablar de esas curiosidades.

Sin lugar a dudas, la reforma más favorable a los trabajadores que ha habido en los últimos años ha sido la gran subida del salario mínimo. Los Ppox lo dejaron en 735,90€ en 2018, pero en el 2024 es de 1.134€, lo que representa una subida de más del 54% en solo 6 años. ¿Pero por qué se han aplicado estas grandes subidas? Obviamente porque el Gobierno quiso; pero no hay que olvidar que, en la época Ppox, España fue reiteradamente criticada por el Comité Europeo de Derechos Sociales del Consejo de Europa por un salario mínimo que “no garantizaba un nivel de vida digno” y que se alejaba de las recomendaciones de la Carta Social Europea. Estas cosas pueden tener mucha importancia cuando luego Europa decide, por ejemplo, el reparto de los fondos europeos.

También son muy conocidas y positivas las reformas recientes de los permisos retribuidos y de otros derechos de conciliación de la vida familiar y laboral. Pero no hay que olvidar que la mayoría de ellas no se han hecho solo porque el Gobierno haya querido, sino especialmente porque era obligatorio transcribir y/o aplicar la Directiva europea 2019/1158, aprobada antes por el Parlamento europeo y el Consejo de Europa. Sin ir más lejos, la reforma que se aprobó hace dos semanas, que permite acumular el permiso de lactancia aunque no quiera la empresa, se ha hecho para cumplir con dicha directiva.

Esa directiva es la misma que anteriormente ocasionó, por no decir que ordenó, otras reformas que se han hecho en España en los últimos años en el mismo sentido de favorecer la conciliación familiar. Por ejemplo, el permiso de 5 días por enfermedad, el “permiso parental, las mejoras en la reducción voluntaria de jornada y en la adaptación voluntaria de jornada y sobre todo el aumento a 16 semanas del permiso de paternidad. Esa misma directiva es la que se supone que próximamente va a ocasionar que tanto el permiso de paternidad como el de maternidad suban a 20 semanas.

La clave del asunto es que, afortunadamente, la legislación y la jurisprudencia europea son prioritarias sobre las españolas en los aspectos que pudieran mejorarlas, pero no en los que las pudieran empeorar. Por esa razón se han tenido que aplicar las reformas anteriores, para obedecer la citada directiva europea. Pero antes de eso hubo una multitud de ocasiones en las que se tuvieron que hacer otras reformas legislativas favorables a los trabajadores porque una sentencia europea había declarado que la legislación española era contraria a la europea. Veamos unos ejemplos:

Son mucho más ilustrativos los elementos de la legislación laboral española que no han sido reformados y siguen siendo igual de perjudiciales para los trabajadores. Sobre todo el coste del despido y especialmente la libertad casi total de que cualquier empresa pueda echar a quien quiera cuando quiera simplemente pagándole un dinerillo, aunque no haya ninguna razón legal ni económica para echarle. ¿Por qué esto no se ha mejorado? Pues porque no hay ninguna directiva europea que obligue a hacerlo, así de ciertísimo y así de sencillo. Por eso la última reforma laboral de Yolanda Díaz mejoró para los trabajadores muchos elementos del Estatuto de los Trabajadores… menos, curiosamente, el despido. Eso se ha quedado igual que estaba tras la reforma de los Ppox de 2012.

En conclusión: si no hubiera sido por la legislación europea, los trabajadores en España estaríais muchísimo peor en lo que respecta a vuestros derechos laborales. Seguro al 500%, como que mañana saldrá el sol y Abascal seguirá cobrando sin trabajar. ¿Por qué os creéis que todos los partidos de ultraderecha y fascistas de Europa tienen como elemento común el “euroescepticismo”? Pues porque mientras que sus países estén en la Comunidad Europea no pueden aprobar leyes que empeoren los derechos que sus trabajadores tienen garantizados por la legislación europea. Fíjate tú qué casualidad: en la pag.8 de su programa de 2019 Vox pedía la «derogación o en su caso reforma radical del art. 7 del Tratado de Lisboa a fin de impedir la injerencia de Bruselas en la Constitución política y las decisiones democráticas de los Estados». Curiosamente, ese art.7 del tratado de Lisboa es el que eliminó la posibilidad de que la legislación laboral española, entre otras, pudiera ser prioritaria sobre la europea. Para eso es para lo que quieren llegar al poder. A ver si os creéis que quieren llegar al poder para no dejar entrar al morito y al negrito; porque si fuera verdad que no los dejaran entrar, a ver quién iba a hacer el trabajo en las condiciones mierder que les gustaría imponer a las empresas que apoyan y blanquean a estos partidos y a ver quién iba a tener los hijos para asegurar que lo siguieran haciendo. No quieren impedirles la entrada, sino que solo quieren asegurarse de que sigan «sin papeles» para que estén indefensos ante las tropelías de las empresas que apoyan y blanquean a estos partidos.

Por todo ello, es más que evidente que a los trabajadores os interesa que el Parlamento europeo siga aprobando y manteniendo esas directivas que son las que os han traído casi todas las mejoras de vuestros derechos laborales en España. Por lo que debéis tener más que claro que en las elecciones europeas ni estáis votando a Perro Sanxe, ni a la IDA, ni a Puigdemont. Ni siquiera estáis votando al PSOE, al PP o a quien sea, sino que estáis votando al grupo del Parlamento europeo en el que se inscribe cada partido. Aquí tenéis explicados cuáles son esos grupos. Ahora que cada uno imagine cuáles de esos grupos han votado a favor de esas directivas positivas para los trabajadores y cuáles han votado en contra.

Compartir:

Next Post

Petición internacional de solidaridad con Yemen

Sáb Jun 8 , 2024
Movimiento Camino Revolucionario Alternativo Palestino. Popularresistance.org Por iniciativa de Masar Badil, el Movimiento de la Vía Revolucionaria Alternativa Palestina, la Red de Solidaridad con los Prisioneros Palestinos Samidoun y la Movilización de Mujeres Palestinas de Alkarama, el 7 de junio se emitió una petición internacional, firmada por cientos de partidos, […]
Manifestación de solidaridad con Palestina en la capital de Yemen

Ver también

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario