Auge y caída del modelo Alzira de privatización sanitaria

Dibujo sobre responsables de privatizan la sanidad pública

En el País Valencià, Elx-Crevillent es el último Departamento de Salud privatizado que queda del Modelo Alzira y que el gobierno del PP-Vox estaría por prorrogar aún a riesgo de prevaricar. La plataforma por la reversión del Vinalopó se moviliza en defensa de la sanidad 100×100 pública y de calidad para revertirlo a la sanidad pública valenciana de gestión directa. Según el articulista, en poco más de un mes podríamos asistir al hundimiento definitivo del modelo privatizador del PP que tanto dinero público entregó a sus empresas amigas aunque con esto no se acabe con la privatización.

Daniel Geffner. Vientosur.info

El tsunami del neoliberalismo en Sanidad: de la comisión Abril Martorell a la ley 15/97

La creciente ola de neoliberalismo de los ochenta produjo las privatizaciones de empresas públicas, deslocalizaciones, externalizaciones y desindustrialización. El mercado se entronizó como el mejor mecanismo para una economía moderna que debía ajustar, reduciendo, el llamado “estado de bienestar”. La neolengua del fundamentalismo del mercado nos aportó una óptica que sacralizaba la flexibilidad y competitividad encubriendo el verdadero dumping social que generaba. La mano oculta del mercado se extendió a áreas que, en nuestro medio, hasta entonces estaban excluidas o restringidas como la educación, las pensiones y la sanidad.

En los 90 la comisión Abril Martorell señaló la necesidad de incorporar a la sanidad pública mecanismos de flexibilización y de mercado. Pese a no aplicarse durante el gobierno socialista de Felipe González, preparó el terreno para que se aprobara durante la presidencia de Aznar la ley 15/97 de nuevas formas de gestión de la sanidad pública que abrió las puertas a la privatización bajo el engañoso nombre de colaboración público- privada.

La privatización de la Sanidad Pública por el modelo de concesión

El modelo Alzira fue el barco insignia del proyecto sanitario del Partido Popular valenciano. Pese a que hubo que rescatar con dinero público su primera versión pagándole a la concesionaria lucro cesante para concederle nuevamente en un segundo intento en 2003 la concesión de todo el Departamento de Salud, no solo la atención especializada (hospitalaria), sino también la atención primaria. La ola privatizadora de la sanidad valenciana se extendió con estas concesiones administrativas sanitarias hasta llegar a representar 5 de los 24 Departamentos de Salud. Con casi un millón de habitantes de los Departamentos de Salud de la Ribera, Torrevieja, Denia, Manises y Vinalopó (Elx-Crevillent, que comprende parte de Elx, Crevillent, Asp y otros municipios) llegaron a incluir el 20 % de la población valenciana. En mayo de este año solo quedará un Departamento de Salud privatizado, eso si el gobierno del PP VOX decide prorrogar la concesión del Vinalopó  a la empresa Ribera Salud.

Hay que reconocer que la privatización de la sanidad pública valenciana no solo se realizó a través de este modelo concesional, ya que antes y ahora, hay un amplio abanico de servicios y actividades privatizados y una ingente cantidad de dinero que va a parar a empresas privadas con ánimo de lucro: resonancias magnéticas, hemodiálisis, transporte sanitario, radioterapia… También están privatizados servicios no sanitarios: limpieza, mantenimiento, cocina, hostelería… Estas privatizaciones fueron criticadas por aquellos que defendían la integridad la sistema sanitario público, incluyendo tanto la parte sanitaria como la no sanitaria como garantía de prestación de servicios en condiciones de calidad y sostenibilidad. Estudios ingleses demostraron que la externalización de la limpieza se acompañaba de recortes de personal, peores condiciones laborales y salariales y también se asociaba a aumento de infecciones hospitalarias y mayor mortalidad.

(1) Igualmente las externalizaciones-privatizaciones de hostelería, mantenimiento y cocina empeoraron las condiciones laborales del personal y se asociaron a peor calidad de servicios a la ciudadanía. Recortar gastos hoy para mañana pagarlo con complicaciones y gastos sobreañadidos fue la opción de los gestores y responsables de la administración sanitaria

El modelo Alzira: entre el relato y la realidad

Las alegadas ventajas del modelo privatizador concesional de una mayor calidad y eficiencia en la atención sanitario nunca fueron demostradas en publicaciones científica. Y los ahorros alegados del 30% se debían a unas plantillas reducidas y con peores condiciones laborales del personal que provocaban alta rotación y fuga de especialistas.

El modelo de concesión administrativa tipo Alzira es incontrolable porque las cláusulas del contrato son un traje a medida para las empresas concesionarias amigas del PP.

Así la Conselleria de sanidad ha fracasado en la necesaria supervisión de las concesiones administrativas. Se externalizó un servicio público sin garantías de que funcione con el suficiente grado de calidad, accesibilidad y equidad ni de que se integre a la planificación sanitaria supradepartamental de la Conselleria de Sanidad.

En este sentido la Sindicatura de Comptes critica que la Administración no hubiera incorporado un clausulado (contrato) más detallado que debiera haber incluido indicadores de calidad, plan anual de evaluaciones o auditorias externas y régimen de penalizaciones por incumplimientos. Otro tanto señala la Intervención General de la Generalitat sobre el control financiero de liquidaciones anuales de las concesiones entre los ejercicios 2003 a 2012.

Las empresas privadas no cumplieron importantes obligaciones incluidas en los pliegos de la concesión. No se llevó a cabo la determinación de inversiones a realizar mediante auditoría cada 5 años, ni se han acordado las inversiones anuales; tampoco se ha cumplido con la determinación de la Tasa Interna de Rentabilidad (TIR del 7,5%).

Tampoco la concesionaria migró a los programas informáticos de la conselleria como era su obligación. Así el programa que emplean el resto de hospitales públicos para la Historia clínica no se emplea en Elx-Crevillent y Torrevieja, que trabajan con uno propio, el Florence. Los pacientes que se envían desde el Hospital de Vinalopó al Hospital Universitario General de Elx no tienen acceso a su Historia clínica ni a imágenes. Contraviene la necesidad de unificación de Historia Clínica, que es un indicador de calidad asistencial.

Así el contrato tiene numerosos agujeros y ambigüedades que impiden el adecuado control, que han llevado a litigiosidad elevada, con 85 procedimientos judiciales.

En este sentido muchas de los problemas encontrados con el modelo Alzira se han hallado en el informe especial del Tribunal de Cuentas europeo 9/2018 con el sugestivo título de Asociaciones Público-Privadas (APP) en la UE: Deficiencias generalizadas y beneficios limitados (2), que detecta la elección de APP sin ningún análisis comparativo previo, una distribución de los riesgos inadecuada entre socio público y la empresa privada, con elevados índices de remuneración para fondos privados, sobreprecios, retrasos en obras, expectativas y provisiones no cumplidas y termina con recomendación: el Tribunal recomienda no promover uso generalizado de APP hasta que se subsanen los problemas detectados. No con dinero de fondos europeos. Hallazgos también detectados por la sindicatura de cuentas y la intervención de la Generalitat.

Además Ribera Salud han conformado nichos de negocio creando redes de empresas como B2B , laboratorio, radiología, informática, que aún cuando se recuperan las concesiones al finalizar el contrato, continuarán sangrando las arcas pública con millones de euros.

Plantillas reducidas y menos camas instaladas

El informe de la Sindicatura de Comptes sobre la auditoria del Departamento de Salud de Torrevieja indicaba que en la atención primaria “se están incumpliendo las recomendaciones de las sociedades científicas de primaria”, lo que es extrapolable al Departamento del Vinalopó.

Las limitaciones de plantilla también se presentan en atención hospitalaria. En la Atención Primaria, no se justifican diferencias porque la equidad y accesibilidad mandan en Primaria, sean hospitales comarcales o de referencia tipo 2. No solo las plantillas son reducidas en Primaria, sino en el conjunto del Departamento de Salud cuentan con un 30 a 45 % por debajo de la media de personal de nuestra Comunidad, especialmente en enfermería y profesionales encargadas de los cuidados.

Los Departamentos de Salud con hospitales comarcales tienen un 33% más de personal no facultativo que el Departamento de Elx-Crevillent. Y los Departamentos de Salud con hospitales de referencia tipo 2 (La Fe, Hospital Gral de Alicante) tienen casi un 50% más de personal.

La fuga de profesionales en Departamentos de Salud de concesión administrativa ha sido elevada. Esto significa que las médicas y enfermeras se van en cuanto pueden. Y unas plantillas delgadas, sobrecargadas de trabajo con incentivos no siempre muy éticos, no son saludables para su personal laboral, pero tampoco para las personas enfermas.

Estudios científicos han tratado el tema de recursos humanos y la posible relevancia en la sanidad de la ratio de personal por pacientes y confirman que los establecimientos sanitarios privados, especialmente con ánimo de lucro (3), tienen menos personal , con contratos y condiciones laborales en general peores, y peores indicadores de salud con mayor mortalidad evitable. Así mismo estudios centrados en la importante labor de enfermería coinciden mayoritariamente en que los centros privados contratan menos enfermeras por número de pacientes, y con menor grado de especialización.

Otros estudios demuestran que a menor ratio de enfermería por paciente (4) y mayor carga laboral, hay más complicaciones evitables (infecciones, ulceras de decúbito), mayor retraso asistencial y hasta mayor mortalidad. Al hablar de menos enfermería, hablamos no solo de menos comodidad y salvaguarda de la dignidad del paciente (como control de constantes, cambio de pañales, limpieza y aseo), sino de riesgo en salud.

Estudios poblacionales en Italia (5) y en Inglaterra (6) confirman que en regiones que se han privatizado la gestión sanitaria pública hay mayor mortalidad, por lo que los autores asumen que es más fácil recortar plantillas que demostrar mayor eficiencia y mejores resultados en salud, cuando los datos revelan justo lo contrario.

La infraestructura hospitalaria en Elx-Crevillent tiene un 20 % menos de camas que el resto de hospitales de nivel comarcal. Eso significaría habilitar las 30 camas cerradas y construir 15 camas más. Si lo comparamos con hospitales de referencia faltarían para situarse a su nivel 43 nuevas camas Esta delgadez de plantilla y de camas en uso podría explicar por qué los retrasos en urgencias hospitalarias son en Elx Crevillent los más elevados del País Valencià. El tiempo de permanencia en urgencias hospitalarias en el hospital de Vinalopó en pacientes que ingresan en sala es de más de 12 horas, cuando la media en los 24 Departamentos de Salud es de 8 horas, también los pacientes que se dan de alta sin ingresar tienen mayor retraso.

Y las urgencias, aunque no se reconoce por las autoridades sanitarias, es una de las pruebas del algodón para la población sobre el funcionamiento del sistema sanitaria, y la que peor puntúa en el Barómetro sanitario. En el Hospital del Vinalopó, quienes ingresan lo hacen con mayor gravedad, estando ingresados con una estancia media menor que la del resto de hospitales valencianos. Como ha señalado la plataforma, según el código postal, en misma ciudad los criterios y formas de ingreso y estancia hospitalaria son diferentes entre el hospital general de Elx y el de Elx Crevillent. Tener menos plantilla es más barato para la empresa, pero puede salir más caro si caes enfermo. No debemos confundir valor y precio.

No podemos conocer como se encuentra la alta tecnología en el Departamento del Vinalopó, pero por los informes de Conselleria de Sanidad que recomendaban no prorrogar las concesiones (de Manises y Denia), es muy posible que el estado de los aparatos de Radiología,TC, resonancias magnéticas, ecógrafos, y otra alta tecnología esté en situación deficitaria y pendiente de la renovación recomendable para mantenerse en la calidad necesaria.

Intenciones del Gobierno del PP-VOX valenciano: prorrogar o…

El Conseller de Sanidad y recientemente en sede de Les Corts, el presidente de la Generalitat Valenciana, han señalado que están valorando prorrogar la concesión de Elx-Crevillent, ya que tienen estudios que lo justificarían… Pero los informes de auditoria y del nivel de eficiencia, si existen, siguen encerrados en los cajones de la Conselleria.

La fecha de 31 de mayo de 2024 es la fecha en que la Conselleria tendrá que comunicar a la empresa su voluntad de no prorroga el contrato que vence el 31 mayo 2025 o si se decide a prorrogar el contrato por 5 años.

Desde la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública se exige rigor en información y transparencia solicitando su publicación en GVA Oberta indicando las fuentes y metodología empleadas. Los anuncios del Conseller que tanto habló de rigor en su comparecencia inicial pierde credibilidad cuando sus anuncios duran lo que dura los titulares en la prensa que provoca.

También se ha exigido por parte de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del PV y ACDESA PV la publicación de los informes que elaboró la Conselleria de Sanidad señalando la justificación de la no prórroga de las concesiones de Denia y Manises. Esos informes indican las razones para terminar con las concesiones por tener déficits estructurales en los contratos que impiden el control de los mismos, una calidad cuestionable y un estado de tecnología amortizada para renovar equipamientos.

Por todo esto y más razones como la carencia de estudios previos en la fijación del precio, la falta de indicadores de calidad y la amortización de lo ya invertido por la empresa, no debería prorrogarse. La prórroga del contrato es contrario a los intereses de la buena administración pública ya que se prolongaría un contrato con deficiencias estructurales, que no se pueden modificar, en todo caso si se cambiara, debería salir nuevamente a concurso público. En caso de prorrogarse la autoridad podría estar incurriendo en prevaricación, emitiendo orden sabiendo que es injusta al interés de la Administración y, lo más importante, al interés de la población. La prórroga es contraproducente sería una hemorragia de dinero público, y constituiría una irregularidad administrativa y un castigo a la población que seguiría dependiendo de una empresa privada.

La movilización en defensa de la sanidad pública valenciana

Sobran los motivos para exigir que no se prorrogue el contrato. Queremos una sanidad 100×100 pública y de calidad, y que mantenga el principio de equidad. No queremos que la ciudadanía del Departamento de Elx-Crevillent sea la única de todo el País Valencià que sigue en régimen de concesión administrativa. Los objetivos de la empresa privada está en obtener la mayor rentabilidad.

Y por eso decimos una vez más ¡La Sanidad Pública no se vende, se defiende! Acabar con el modelo Alzira es necesario, pero no es suficiente, necesitamos recuperar las externalizaciones y demás privatizaciones. Y nuestros reclamos tienen una larga trayectoria y muchos protagonistas. Desde la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del País Valencià se apoyaron las acciones convocadas por la Plataforma por la Reversión del Vinalopó. Así fueron las movilizaciones del 12 de abril con la concentración a las puertas del Hospital de Vinalopó y rueda de prensa, así como la jornada vespertina en la plaza y la concentración del 17 de abril a las puertas de Les Corts en la ciudad de València.

También a nivel de barrios y pueblos se está llevando a cabo la recogida de firmas por la reversión del Departamento de Salud del Vinalopó. Se están ultimando los detalles para realizar en mayo una cadena humana por la sanidad 100×100 pública y de calidad. Estas movilizaciones continúan la senda que trazó la Marea Blanca en Madrid oponiéndose a la privatización y a los recortes. Desde distintas plataformas, asociaciones y sindicatos se han sumado a los más de 20 años de oposición a la privatización de la sanidad pública. Las movilizaciones y reclamos de la población en defensa de la sanidad pública han logrado acabar con el modelo privatizador de Alzira, pendiente de ser enterrado definitivamente con la recuperación del Departamento de Elx-Crevillent.

Exigimos la finalización de la concesión y nos sumamos a las próximas acciones de la Plataforma por la Reversión. Porque la sanidad pública y la salud es un derecho y no nicho de negocio para la privada toca recuperar el último Departamento de Salud privatizado. La recuperación sería un importante estímulo para el resto del Estado y toda Europa en la lucha por la defensa de unos servicios sanitarios 100×100 públicos y de calidad sin privatizaciones ni recortes.

Daniel Geffner es miembro de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del País Valencià y de Anticapitalistes.

Referencias

  • 1 / Herrera CA, Rada G, Kuhn-Barrientos L, Barrios X (2014) Does Ownership Matter? An Overview of Systematic Reviews of the Performance of Private For-Profit, Private Not-ForProfit and Public Healthcare Providers. PLoS ONE 9(12): e93456. doi:10.1371/journal.pone. 0093456
  • 2/ Needleman,J ;Buerhaus P, Soeren M,Stewart M; Zelevinsky K: Nurse staffing levels and the quality of care in hospitals N Engl J Med 2002;346:1715-22.
  • 3/ Quercioli C , Messina G; Basu et al The effect of healthcares delivery privatisation on avoidable mortality : longitudinal cross -regional results from Italy 1993-2003.
  • J Epidemiol Community Health
  • 4/ Benjamin Goodair, Aaron Reeves The effect of health-care privatisation on the quality of care Lancet Public Health 2024; 9: e199–206.
  • 5/ Veronica Toffolutti a, Aaron Reeves b, Martin McKee c, David Stuckler a c Outsourcing cleaning services increases MRSA incidence: Evidence from 126 english acute trusts Social Science & Medicine http://dx.doi.org/10.1016/j.socscimed.2016.12.015
  • 6/ Public Private Partnerships in the EU: Widespread shortcomings and limited benefits (europa.eu)

Notas

  • 1/ The deleterious consequences of privatization and outsourcing for hospital support work: The experiences of contracted-out hospital cleaners and dietary aids in Vancouver, Canada Daniyal M. Zuberi, Melita B. Ptashnick
  • 2/ https://www.eca.europa.eu/Lists/ECADocuments/SR18_09/SR_PPP_ES.pdf
  • 3/ Herrera CA, Rada G, Kuhn-Barrientos L, Barrios X (2014) Does Ownership Matter? An Overview of Systematic Reviews of the Performance of Private For-Profit, Private Not-ForProfit and Public Healthcare Providers. PLoS ONE 9(12): e93456. doi:10.1371/journal.pone. 0093456
  • 4/ Jack Needleman, Ph.D., Peter Buerhaus, Ph.D., R.N., Soeren Mattke, M.D., M.P.H., Maureen Stewart, B.A., And Katya Zelevinsky : Nurse-Staffing Levels and the Quality Of Care In Hospitals. N Engl J Med 2002;346:1715-22
  • 5/Quercioli C , Messina G; Basu et al The effect of healthcares delivery privatisation on avoidable mortality : longitudinal cross -regional results from Italy 1993-2003. J Epidemiol Community Health
  • 6/ Benjamin Goodair, Aaron Reeves The effect of health-care privatisation on the quality of care Lancet Public Health 2024; 9: e199–206
  • iii/ Datos obtenidos de la última memoria de gestión de la Conselleria de sanidad año 2022 https://www.san.gva.es/documents/d/portal-estadistico/memoria_2022_es
Compartir:

Next Post

La lucha por la Republica continúa. Paiporta, 26 abril 2024

Lun Abr 29 , 2024
El acto por la República realizado en Paiporta el viernes 26 de abril ha supuesto un éxito de convocatoria y realización. Esta convocatoria, orientada principalmente a  la lucha de las mujeres durante la II República concitó un lleno total del local  y un buen debate sobre este periodo histórico, sin […]
Foto del acto por la República en Paiporta

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario