El Movimiento por la Salud de los Pueblos pide un nuevo órden internacional

Foto de marcha del Movimiento por la Salud de los pueblos

Wim de Ceukelaire y Ana Vračar, People’s Dispatch.

En una reciente reunión mundial, cientos de activistas de la salud se comprometieron a unir el movimiento por la salud con otros movimientos sociales progresistas.

Su objetivo es formar una amplia coalición para un cambio radical que contrarreste las crisis del capitalismo y el imperialismo.

Cientos de activistas de la salud se reunieron en Mar del Plata, Argentina, en abril para revitalizar la lucha por el derecho a la salud. Esta quinta asamblea mundial desde el año 2000 puso de relieve la vitalidad perdurable del Movimiento por la Salud de los Pueblos (MSP), uno de los principales defensores de la salud como un derecho humano para todos.

Establecida después de la primera Asamblea de Salud de los Pueblos en el año 2000, el MSP es una red global de activistas, movimientos sociales y organizaciones que abogan por la salud como un derecho humano fundamental, promueven la atención primaria de salud integral y luchan por sistemas de salud equitativos.

La quinta Asamblea de Salud Popular contó con sesiones plenarias, subplenarias y talleres interactivos centrados en cinco temas clave: resistencia a la guerra, la ocupación y la migración forzada; los conocimientos tradicionales ancestrales y populares; justicia de género en salud; transformación de los sistemas de salud; y la salud de los ecosistemas.

«En el corazón de nuestra asamblea se encuentra el poder de los movimientos populares. Escuchar los testimonios de quienes están en la primera línea de la lucha enciende un fuego en nuestro espíritu colectivo, recordándonos la resiliencia y la solidaridad que alimentan nuestro camino hacia la salud para todos», dijo Carmen Báez, del comité organizador local, durante la ceremonia de apertura.

La asamblea enfrentó desafíos debido a que el nuevo gobierno argentino de Milei impuso políticas neoliberales radicales y la guerra genocida israelí en curso contra Palestina, lo que complicó los viajes de varias delegaciones.

Los delegados palestinos contribuyeron a través de un enlace de video, y el destacado activista Mustafa Barghouti detalló los graves impactos de los ataques israelíes en el sistema de salud de Gaza. «Hoy, muchos países y pueblos libres del mundo se solidarizan con el pueblo palestino en su tragedia y luchan junto a nuestro pueblo para detener la guerra y apoyar sus derechos. Les pedimos que se pongan del lado de todas las voces libres del mundo», pidió el MSP Palestina a la asamblea en una súplica que fue recibida con una ovación de pie.

Vivian Camacho, Directora Nacional de Medicina Tradicional de Bolivia, hizo hincapié en la integración de las perspectivas y necesidades indígenas en los sistemas médicos occidentales. «La vida de las personas tiene que ver con nuestra profunda identidad y resiliencia cultural. La medicina tradicional ancestral tiene que ver con una profunda resistencia cultural histórica al colonialismo, a la violencia que se ha utilizado contra nosotros, a la usurpación de nuestros territorios, a la masacre de nuestros pueblos», dijo.

«La solidaridad feminista nos ubica en un marco de apoyo mutuo», dijo Sonia Gutiérrez del Movimiento Político Winaq en Guatemala, destacando el potencial de las luchas de las mujeres para contribuir a la Salud para Todos. «Para la liberación de las mujeres, de los pueblos conquistados, debemos liberarnos de la opresión histórica», agregó. El camino para lograr esa liberación radica en la construcción de un movimiento social conjunto que represente los logros existentes de las luchas feministas y se construirá sobre la solidaridad y la unidad que ya incluyen.

Matheus Falcão, del MSP Brasil, destacó que en la asamblea no solo se discutieron los problemas, sino que también se mostraron las luchas exitosas en la lucha por la salud. «En Brasil, establecimos un sistema de acceso universal a la salud, logrado a través de un proceso que llamamos Reforma de Salud que tuvo lugar en los años 70 y 80», dijo. «Este es un ejemplo de cómo estos logros son fruto de la lucha de la gente, desde la perspectiva de… comunidades en cuenta».

Se necesita más lucha y unidad para lograr la salud para todos

La asamblea culminó con un Llamado a la Acción, desarrollado a través de un proceso participativo y enfatizando la necesidad de un cambio radical para contrarrestar las crisis del capitalismo y el imperialismo. El documento llama a reemplazar el modo de producción, consumo y vida capitalista por un sistema basado en la soberanía, la autodeterminación, la igualdad y la cooperación entre las naciones.

Según el documento, solo un cambio radical que reemplace el modo de producción, consumo y vida generado por el capitalismo puede revertir las tendencias destructivas de la explotación y el extractivismo. «Creemos que el nuevo orden económico debe basarse en la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, y en la igualdad y la cooperación entre las naciones, y en la solidaridad y la paz», explicó, y agregó que es necesario restaurar el control y la propiedad de las personas sobre las necesidades de la vida.

Refiriéndose a la teoría del cambio del movimiento, el Llamado a la Acción afirma: «La transformación del sistema capitalista transnacional e imperialista hacia un nuevo orden económico, político y social internacional solo ocurrirá a través de la acción conjunta y la solidaridad de los movimientos sociales, los partidos políticos progresistas y los estados-nación. La lucha de clases será una parte vital de esta acción».

El Llamado a la Acción enfatiza la necesidad de procesos nacionales que impulsen la transformación económica, política y social, incluyendo reformas progresivas en salud, educación, agroecología, alimentación, energía y trabajo. Estas reformas tienen como objetivo reducir o eliminar las desigualdades injustas y crear una economía ambientalmente sostenible. Para lograr esto, los círculos nacionales del MSP colaborarán con las comunidades para desarrollar soluciones localmente apropiadas para contrarrestar el neoliberalismo y el imperialismo.

En su conclusión, el Llamado a la Acción tiene como objetivo unir el movimiento por la salud con otros movimientos sociales progresistas, creando un frente amplio para establecer un nuevo orden económico, político y social internacional. El MSP también tiene como objetivo buscar alianzas con partidos políticos y estados que promuevan este nuevo orden económico internacional.

Compartir:

Next Post

¿Es Sumar un "frente popular"?

Mar Jun 11 , 2024
David Fuente. @DavidfuenteA Comparto 7 ideas principales del famoso texto, “La ofensiva del fascismo y las tareas de la Internacional en la lucha por la unidad de la clase obrera contra el fascismo”, de Dimitrov. Servirán para mostrar, no solo que comparar Sumar con el Frente Popular es una impostura, […]
Composición foto de Dimitrow y logo de Sumar

Ver también

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario