Red mundial de juristas (JRCP) denunciará a responsables europeos de complicidad con Israel

Manifestantes propalestinos en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Países Bajos. James Petermeier/ZUMA.

Justicia y Rendición de Cuentas para Palestina. Popularresistance.org.

La Iniciativa Justicia y Rendición de Cuentas para Palestina (*) ha emitido una dura advertencia a los funcionarios y cargos públicos europeos de los gobiernos austriaco, francés, alemán y holandés, de que podrían ser individualmente responsables por su papel en la complicidad en los crímenes de guerra, los crímenes contra la humanidad y el crimen de genocidio israelíes a través de su participación en la prestación de apoyo militar, económico y político a Israel.

Esta advertencia se difundió tras cumplirse 108 días de agresión implacable de Israel contra Gaza y el pueblo palestino provocando un saldo devastador. Sólo hasta el 19 de enero:

24.977 palestinos muertos en la Franja de Gaza y Cisjordania.

66.082 palestinos heridos en la Franja de Gaza y Cisjordania.

1.930.000 palestinos desplazados internamente en la Franja de Gaza.

10.300 niños palestinos asesinados en la Franja de Gaza.

7.100 mujeres palestinas asesinadas en la Franja de Gaza.

117 periodistas palestinos asesinados por Israel.

Al ordenar a 1,2 millones de personas en la sitiada Gaza que abandonen inmediatamente sus hogares en el norte de Gaza y huyan hacia el sur, Israel ha impuesto desplazamientos masivos que constituyen tanto un crimen de guerra como un crimen de lesa humanidad. Su actual asedio total de la Franja de Gaza, que restringe la electricidad, los alimentos, el agua y otras necesidades básicas, equivale además a un castigo colectivo, un crimen de guerra según la Convención de Ginebra. Ya en noviembre, más de 36 expertos de la ONU dieron la voz de alarma sobre el riesgo de genocidio en Gaza, «preocupados por el fracaso de los gobiernos y los sistemas internacionales a la hora de atender [el] llamamiento y lograr un alto el fuego inmediato». «y profundamente preocupado por el apoyo de ciertos gobiernos a la estrategia de guerra de Israel contra la población sitiada de Gaza, y por el fracaso del sistema internacional a la hora de movilizarse para prevenir el genocidio».

El Gobierno de Sudáfrica hizo historia al presentar una solicitud a la Corte Internacional de Justicia en virtud de la Convención sobre el Genocidio, en la que acusaba a Israel de perpetrar genocidio contra los 2,3 millones de palestinos en la Franja de Gaza ocupada y sitiada, y solicitó medidas provisionales que incluían un alto el fuego y el levantamiento del bloqueo. Se espera que la Corte Internacional de Justicia decida sobre las medidas solicitadas en cuestión de días, mientras que las deliberaciones sobre el fondo de los cargos de genocidio contra Israel probablemente tomarán muchos meses. En la comunicación de Sudáfrica se describían las acciones israelíes en Gaza como «de carácter genocida porque tienen por objeto destruir una parte sustancial del grupo nacional, racial y étnico palestino».

El gobierno alemán, por ejemplo, ha aumentado la ayuda militar y ha prometido un apoyo económico y político inquebrantable a Israel mientras continúa su implacable bombardeo de la Franja de Gaza. Incluso cuando el número de palestinos muertos en Gaza había superado los 10.000 cinco semanas después del inicio de la brutal embestida israelí, el canciller Scholz siguió oponiéndose a un alto el fuego: «No creo que los llamamientos a un alto el fuego inmediato o a una pausa larga, que equivaldrían a lo mismo, sean correctos». Mientras tanto, el gobierno holandés dio luz verde a la exportación de equipo militar a Israel durante el genocidio, mientras que los funcionarios públicos austriacos y franceses, a través de declaraciones y visitas, han mostrado su apoyo incondicional a la campaña de bombardeos de Israel y pueden ser legalmente responsables de «complicidad» en crímenes de guerra.

«A pesar de los horribles crímenes cometidos contra nuestro pueblo en Gaza, desde bombardeos indiscriminados, asesinatos masivos, destrucción de infraestructura civil, hambre y desplazamiento forzado de la gran mayoría de los palestinos en Gaza, los funcionarios públicos europeos han apoyado continua y descaradamente tales crímenes públicamente y, por lo tanto, deben rendir cuentas…» dijo Rula Jamal, codirectora del Instituto Palestino para la Diplomacia Pública (PIPD), una de las colíderes de la iniciativa.

«En un momento en el que se están cometiendo atrocidades sin precedentes contra el pueblo palestino en Gaza, no solo es una obligación moral de los Estados europeos defender el Estado de derecho internacional y prevenir el crimen de genocidio. También es una obligación legal: no hacerlo podría dar lugar a la responsabilidad penal individual de aquellos que continúen apoyando imprudentemente el implacable ataque de Israel contra los palestinos en Gaza», según Daan de Grefte, oficial legal del Centro Europeo de Apoyo Legal.

«Como defensores legales profundamente comprometidos con la justicia, las atrocidades sin precedentes contra el pueblo palestino conmueven profundamente nuestras conciencias, obligándonos a unirnos en el cumplimiento de nuestro deber. Los funcionarios públicos implicados en el apoyo al genocidio israelí en Gaza deben rendir cuentas. Instamos a los responsables de la toma de decisiones a todos los niveles a que reconsideren su apoyo a los crímenes internacionales, pongan fin a la hipocresía, pongan fin de inmediato a la devastación en curso en Gaza y defiendan el derecho internacional como norma universal para proteger a todas las personas», enfatizó Ihsan Adel, presidente de Law for Palestine.

«La continuación del apoyo incondicional y el armamento del Estado holandés de Israel, incluso después de las declaraciones aparentemente genocidas de altos funcionarios israelíes, es inaceptable. En combinación con los terribles hechos sobre el terreno en Gaza, específicamente el enorme número de muertos, incluidos casi la mitad de ellos niños, esto significa que el gobierno holandés no puede seguir apoyando las acciones de Israel sin consecuencias. El Estado holandés y sus funcionarios tienen el deber de prevenir el genocidio y todas las demás violaciones del derecho humanitario», afirma el abogado Wout Albers, de la Asociación de Justicia Global.

El mantenimiento de esa asistencia implica a funcionarios públicos europeos en la perpetración de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, así como en la falta de prevención del delito de genocidio. Esto puede hacer que los funcionarios sean penalmente responsables de violar el derecho internacional al «ayudar e instigar» los crímenes de Israel contra el pueblo palestino. 

Las cartas completas a los funcionarios del gobierno se pueden encontrar aquí.

(*) La iniciativa Justicia y Rendición de Cuentas para Palestina es una red mundial descentralizada de organizaciones legales, abogados y defensores de los derechos humanos, dedicada a investigar y emprender acciones legales contra personas y entidades involucradas en crímenes en Palestina. La iniciativa está coordinada por el Instituto Palestino para la Diplomacia Pública (PIPD), el Centro Europeo de Apoyo Legal (ELSC) y Law for Palestine (Law4Palestine).

Compartir:

Next Post

Comunicado de la Marcha estatal contra el genocidio del 27 E

Mar Ene 30 , 2024
Compañeros y compañeras, desde el 7 de octubre el pueblo palestino comenzó una nueva etapa de liberación nacional. La solidaridad internacionalista con el pueblo palestino se manifiesta hoy aquí, en las calles de Madrid, para gritar alto y claro que denunciamos el genocidio que el régimen sionista está cometiendo contra […]
Cabecera de la manifestación de Madrid el 27 de enero.

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario