«La única salida es un solo estado desde el Río Jordán hasta el mar Mediterráneo»

Foto de Fayed Badawi | JULIA MOLINS

Esteve Prims. @La_directa

Directa.cat entrevista a un dirigente del Frente para la Liberación de Palestina (FPLP)

Fayez Badawi nació en un campo de refugiados en el Líbano hace más de setenta años. Su familia fue expulsada de Palestina durante la Nakba de 1948 y él tuvo claro desde muy joven que su camino era la militancia dentro de la izquierda revolucionaria palestina. Durante años fue portavoz en Europa del Frente para la Liberación de Palestina (FPLP), una organización marxista-leninista y laica, con brazo político y militar. Ya retirado, continúa activamente denunciando la ocupación israelí de Palestina y defendiendo el derecho de su pueblo a la resistencia. La entrevista se realizó el pasado 24 de noviembre.

Hay miembros del gobierno israelí defendiendo abiertamente una nueva Nakba. ¿Es sólo el deseo de estos ministros o es el escenario real?

Ahora mismo, la franja de Gaza está siendo arrasada y en parte ocupada por tropas de Israel. Y en Cisjordania, el ejército y los colonos están cometiendo abusos y constantes violaciones de los derechos humanos. Israel está llevando a cabo en Cisjordania lo mismo que hacían los nazis cuando ocupaban, por ejemplo, Polonia: entran en un barrio, lo rodean, meten tanques, destruyen casas, arrestan a personas o incluso, si alguien no les gusta, le disparan. Y no pasa nada. El plan de Israel es vaciar el territorio de Gaza, expulsando a los palestinos en el Sinaí egipcio. Y en Cisjordania, lo mismo: quieren hacernos marchar a Jordania. Este plan ya ha fracasado y fracasará porque la resistencia en Gaza, hoy en día, a pesar de todo, existe. Daré un ejemplo sencillo: Vietnam. Estados Unidos entró en la guerra de Vietnam y ¿cómo salió? Israel puede destruir nuestras casas, nuestros colegios, nuestros hospitales. Pero hay una cosa no pueden destruir: nuestro espíritu de lucha y de resistencia. Como miembro de la izquierda palestina, considero que la única solución es la aplicación del derecho internacional. Pero mientras esto no ocurra, nuestra obligación es resistir y defender a nuestro pueblo.

¿Le ha sorprendido la reacción de la Comunidad Europea o la esperaba?

«Nuestro enemigo es el imperialismo, el capital encabezado por los Estados Unidos; el segundo, el sionismo y su entidad llamada Israel; y el tercero, los gobiernos reaccionarios árabes»

Como marxista, no me ha sorprendido. En 1967, en Ghassan Kanafani, un escritor palestino que fue asesinado con 36 años, dijo: ¿cuál es nuestro enemigo? Nuestro enemigo es el enemigo de todos los pueblos del mundo, el imperialismo, el capital encabezado por los Estados Unidos. El segundo enemigo es el sionismo y su entidad llamada Israel; y el tercer enemigo, los gobiernos reaccionarios árabes. Hay que diferenciar entre gobiernos y pueblos. La alegría que me dio ver a los judíos antisionistas salir a la calle diciendo «Free Palestine» con la bandera palestina! Cuando en lugares de Europa se prohíbe la bandera palestina, en Glasgow (Escocia), [los aficionados del Celtic] llenan el campo de fútbol de ellas. Lo que tendría que hacer la UE, si tuviera dignidad, sería aplicar sus propios estatutos, empezando por la cláusula que dice que cuando un estado no respeta el derecho internacional, hay que sancionarlo.

¿Cree que el genocidio en Gaza puede de alguna manera impedir que tiren hacia adelante los acuerdos de Abraham, de normalización con los países árabes? ¿O cree que es una simple interrupción?

Hay un consenso entre la población de los países árabes de rechazo a la normalización con este estado criminal de Israel. Los pueblos se han movilizado y han puesto presión sobre sus propios gobiernos, sobre los Estados Unidos y sobre el propio Estado sionista. Ya he visto lo que pasó en Bahrain, que se normalizaron relaciones, pero la población forzó al rey a que expulsara al embajador de Israel.

Usted decía hace unos años que Hamas era la derecha religiosa. ¿Qué ha pasado en Palestina para que esta derecha haya cobrado tan protagonismo y la izquierda tenga un rol secundario?

«La derecha nos ha ganado políticamente. Ha trabajado mejor la calle y en el ámbito social. Pero tampoco se puede obviar que Hamas recibe el apoyo de muchos países árabes mientras la izquierda no»

Estamos hartos de que todo sea «Hamas, Hamas, Hamas…» Es importante que la gente sepa que Hamas es la organización más reciente de Palestina. Ya fuera durante las matanzas cuando se creó el Estado de Israel o cuando se troceó el territorio, durante los años 60 y los años 70, Hamas no existía. Durante la matanza de Sabra y Shatila, en el Líbano, no existía. Israel siempre necesita excusas, pero Hamas surge después de la primera intifada. Entonces Hamas empieza a participar -aunque no me guste- en la vida política palestina. Y ganó las elecciones [de 2006], mientras que nosotros las perdimos. Primero, los palestinos habían votado a la derecha nacionalista y luego votaron a la derecha islámica. Yo voy a felicitar a Hamas porque hay que respetar la madurez democrática de mi pueblo. Sin embargo, la Unión Europea dijo que la victoria no había sido democrática. ¿Cómo que no? Lo que no es democrática es la Unión Europea. La derecha nos ha ganado [a la izquierda laica] políticamente. Ha trabajado mejor la calle y en el ámbito social. Este ha sido uno de los errores cometidos por la izquierda. Pero tampoco se puede obviar que Hamas recibe el apoyo de muchos países árabes mientras la izquierda no goza de este apoyo. De hecho, a menudo la izquierda no puede ni comer. Y a pesar de todo, la izquierda también ha aumentado el número de militantes.

En este sentido, desde la izquierda palestina ¿hay un proyecto de futuro?

Hoy por hoy, la única clave es defender nuestro pueblo. En todo caso, la lucha por la liberación nacional también está relacionada con la lucha de clases, con la lucha de las mujeres, con la lucha social. Somos un pueblo como todos los demás pueblos del mundo.

Hablamos sobre el 7 de octubre. En el ataque liderado por Hamas se cometieron abusos y se mató a civiles, una vulneración de los derechos humanos que siempre criticamos en Israel. Desde este punto de vista, ¿considera que el ataque tuvo errores de planteamiento?

«La única salida al conflicto es la siguiente: un único estado de Río Jordán en el mar Mediterráneo, cuya capital es Jerusalén. Y en esta tierra, un Estado Palestino, laico y democrático»

Hemos quedado que un pueblo que vive bajo la ocupación tiene derecho a defenderse. ¿Cuántos años lleva Gaza bajo bloqueo, bajo una vida inhumana? El pueblo ya estaba enfadado con la resistencia: «A ver, estamos muriendo. ¿Y no nos defendemos?» Incluso los propios militantes se preguntaban hasta cuándo estarían en silencio. La resistencia aguantó las críticas y, de la noche al día, hizo esta acción. Se tomó el máximo cuartel general de los sionistas, donde se capturaron ordenadores, informes y los máximos dirigentes. El ataque del 7 de octubre hacía un año que se planeaba y no fue de Hamas, fue de la resistencia palestina en conjunto. Participaron las brigadas de al-Quds, la brigada de Al-Qassam, las brigadas de Abu Ali Mustafá, las brigadas nacionalistas palestinas, y otras. Todas están trabajando de manera conjunta y aunque haya un partido más fuerte que otro, es igual.

Los ataques del 7 de octubre han propiciado un clima de impunidad interna e internacional hacia Israel. Y el gobierno de extrema derecha lo está aprovechando. ¿Diría que ha habido un cálculo equivocado por parte de la resistencia respecto a la posible reacción de Israel?

Nunca hay cálculo para la resistencia. Peor de cómo estamos ahora, no hay nada. Si cogemos la historia de la fabricación del Estado de Israel, siempre hemos sufrido matanzas, siempre hemos sufrido ataques. Has hablado de la extrema derecha israelí, pero Yitzhak Rabin era de izquierdas, según ellos, y es lo que promovió [cuando era ministro de defensa] que los soldados israelíes rompieran los huesos de los niños palestinos [que protestaban]. Uno mata en modo halcón y el otro mata en modo paloma. El conflicto principal no es entre israelíes sino con el pueblo palestino. El conflicto entre ellos es secundario.

¿Visualiza alguna salida al conflicto?

La única salida al conflicto es la siguiente: un único estado de Río Jordán en el mar Mediterráneo, cuya capital es Jerusalén. Y en esta tierra, un Estado Palestino, laico y democrático, donde puedan vivir toda la ciudadanía que respete nuestra lengua, nuestra cultura, nuestra historia, nuestro derecho.

Compartir:

Next Post

Víctimas del franquismo reivindican derogar la "amnistía" de 1977

Lun Dic 18 , 2023
Ángeles Vázquez. Memoriarepressiofranquista.blogspot.com Las víctimas del franquismo aprovechan el debate de la amnistía del ‘procés’ para reclamar la derogación de la franquista La semana pasada, integrantes de los colectivos de memoria histórica y víctimas del franquismo aprovecharon el pleno del Congreso para debatir la ley de amnistía del ‘procés’ para concentrarse ante las puertas […]
Víctimas del franquismo se concentran frente al Tribunal Supremo. / EP

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario