Declaración de Acción Comunista Europea tras dos años de guerra imperialista en Ucrania

Cartel original de la noticia de Acción Comunista Europea

Los partidos obreros y comunistas que forman Acción Comunista Europea (EKA), reunidos el 17 de febrero en Turquía, evaluaron los dos años transcurridos de la guerra en Ucrania denunciando la responsabilidad de las oligarquías rusa y de este país, y llaman a los trabajadores a oponerse a las guerras imperialistas y a luchar por la paz, la justicia social y el socialismo.

Redacción. Acción Comunista Europea (EKA)

Nosotros, los partidos obreros y comunistas que formamos Acción Comunista Europea (EKA), nos reunimos en una conferencia organizada dos años después del estallido de la guerra imperialista en Ucrania para evaluar las experiencias y conclusiones de los comunistas en el período que tenemos a nuestras espaldas.

Después de la conferencia organizada por el Partido Comunista de Turquía en Estambul el 17 de febrero pasado, dejamos claro que estamos actuando con la siguiente actitud común:

1.- La guerra imperialista en Ucrania ha provocado miles de muertos. Millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y su país. Esta guerra imperialista es una extensión de las condiciones que han surgido desde la disolución de la Unión Soviética, que ha tenido consecuencias trágicas para la clase obrera en todo el mundo. Fue la contrarrevolución la que sentó las bases de esta guerra, en la que la sangre derramada proviene de dos pueblos que trabajaron juntos durante décadas para construir una nueva sociedad sobre bases socialistas, que lucharon hombro con hombro contra el fascismo y lo pusieron de rodillas.

2.- El principal factor que alimenta el conflicto es la lucha entre los capitalistas por el saqueo de todos los recursos, tanto de la superficie como del subsuelo, y de toda la riqueza producida por los trabajadores. La raíz de este conflicto radica en la competencia y las contradicciones dentro del sistema imperialista en su conjunto. En este caso concreto, las contradicciones se expresan en la expansión hacia el este de la OTAN y la UE y en las aspiraciones de la burguesía rusa de establecer nuevas formas de organización de los Estados capitalistas que han surgido en el territorio de la antigua Unión Soviética.

3.- La competencia dentro del sistema imperialista se intensifica y las contradicciones se profundizan. Los intentos de Estados Unidos, la UE y sus aliados de imponer sus propios intereses en la escena internacional, en oposición a la Rusia capitalista y sus aliados, han estado ocurriendo durante años. Durante los últimos dos años, esto ha tomado la forma de una guerra imperialista en Ucrania. La intensificación de la competencia tiene que ver con las materias primas y los recursos energéticos, con las posiciones geopolíticas y las rutas de transporte en la región.

4.- Desde el primer día de la guerra, el liderazgo ruso justificó su intervención militar en Ucrania sobre la base de que la expansión mencionada amenaza la seguridad de Rusia. Sea o no real esta amenaza, no puede utilizarse como justificación para violar las fronteras existentes y derramar la sangre de los pueblos. Las discusiones que cuestionan las fronteras existentes tienen como objetivo principal crear pretextos que legitiman la agresión imperialista y deben ser rechazadas. Además, nuestros partidos deben recordar que los «pretextos de seguridad» han sido utilizados durante años por los Estados Unidos, la UE y la OTAN como justificación para operaciones sangrientas en varios países, así como para intervenciones y ocupaciones de territorios pertenecientes a países independientes.

5.- Los protagonistas de la guerra no son los pueblos de los dos países, sino las clases capitalistas de los países. Presentar la guerra como una guerra entre Ucrania y Rusia oscurece a los verdaderos actores de la guerra y dificulta la comprensión de su carácter de clase. La guerra actual se libra entre la clase capitalista rusa y sus aliados, por un lado, y la clase capitalista ucraniana, Estados Unidos, la UE y la OTAN, por el otro.

6.- La guerra que se libra en el territorio de Ucrania no es una guerra antiimperialista o antifascista, como afirman los líderes de la Rusia capitalista y sus apologistas. Esto ha sido señalado por nuestros partidos desde el principio y se ha demostrado varias veces en los últimos dos años. Aunque el liderazgo ruso afirma que el propósito de continuar la guerra es la desnazificación de la región y que quiere romper el asedio del bloque occidental, está claro que la razón más importante de la guerra es la protección de los intereses de la clase capitalista rusa en la región en general. Además, los valores que caracterizan a la Rusia de hoy no tienen nada que ver con la Unión Soviética que derrotó al fascismo. La Rusia capitalista no es una alternativa al imperialismo euroatlántico. La Unión Soviética fue el pilar de la lucha del pueblo por la paz y el socialismo, mientras que el liderazgo ruso hoy discute sobre si existe o no una nación y afirma que no existe un pueblo como el ucraniano.

7.- Una de las características más importantes que muestra el carácter de clase de la guerra es su anticomunismo, que se promueve deliberadamente en la región. Continúan las actividades de las fuerzas fascistas en Ucrania y sus crímenes contra la humanidad, su prohibición y persecución de los comunistas. Por otro lado, los dirigentes rusos distorsionan los hechos científicos e históricos para justificar sus planes estratégicos, y van en contra de la historia socialista de Rusia con afirmaciones falsas y distorsionadas sobre las políticas de Lenin, Stalin y la Unión Soviética. Nuestros partidos siguen encontrando formas de luchar contra la histeria anticomunista alimentada por los actores de la guerra. Estamos aumentando nuestra solidaridad con los comunistas ucranianos y rusos y no permitiremos que el legado del socialismo sea arrastrado por el fango.

8.- Nuestros partidos están a la vanguardia de la lucha contra las bases extranjeras y el envío de tropas y equipos militares al extranjero, y llaman a los trabajadores, que ven las contradicciones expresadas en el seno de los bloques y organizaciones imperialistas, a que no confíen en las proclamas de un «mundo multipolar» que detenga esta o cualquier otra guerra imperialista, y que pueda conducir a un mundo pacífico sin derrocar el sistema capitalista que crea las guerras imperialistas. Guerras.

9.- La guerra en el territorio de Ucrania, así como los planes imperialistas en el Mar Rojo, en el Sudeste Asiático, etc., conlleva el riesgo de que la guerra se extienda rápidamente a escala mundial. Indicios como el aumento de las tensiones en el Mar Negro, la propuesta del Secretario General de la OTAN de que los países europeos aumenten su producción de armas ante la guerra en Ucrania y los ejercicios de la OTAN que están aumentando su alcance, son importantes en este contexto y son indicativos de la escalada de la confrontación militar.

10.- Estos acontecimientos hacen necesario que nosotros, como Partidos Comunistas y Obreros de los países europeos en el centro de estas tensiones, advirtamos y movilicemos a los pueblos de nuestros propios países contra la amenaza de una guerra imperialista regional y más general, y opongamos los intereses y el papel de las clases burguesas en estas tensiones.

11.- No elegimos un lado de la guerra sobre el otro. Las contradicciones dentro del sistema imperialista, la competencia y la negociación van de la mano, y la falsa polarización que invisibiliza los antagonismos de clase ha demostrado repetidamente en los últimos dos años que no puede ofrecer nada que beneficie a los intereses del pueblo trabajador. Por el contrario, ha quedado claro que una actitud sometida a los pretextos formulados por los imperialistas implica un retroceso de la posición revolucionaria y muestra una voluntad de colaboración de clases.

12.- Nuestros partidos subrayan que la verdadera elección no es entre los llamados polos del sistema imperialista, sino entre el pueblo trabajador y la clase capitalista. Recordamos que la lucha de la clase obrera puede fortalecerse con una línea independiente, alejada de todos los planes burgueses e imperialistas, y que los pueblos, a través de su lucha, deben oponerse a las guerras imperialistas.

13.- Ese es nuestro llamado. No hacemos llamamientos abstractos a la paz, que no dejan claro contra quién se dirigen y que, por lo tanto, solo sirven para exonerar a la clase capitalista y a los diversos actores del sistema imperialista. Por una paz real, llamamos a luchar contra la OTAN, la UE y todo tipo de organizaciones y alianzas imperialistas que siguen alimentando la guerra. Llamamos la atención sobre la necesidad de desenmascarar el carácter de clase de las alianzas capitalistas y expresamos nuestra solidaridad con los movimientos de la clase obrera y los comunistas en estos países.

14.- Continuamos la lucha por la retirada de todas las tropas extranjeras y el cierre de las bases en otros países, especialmente en los estadounidenses, empezando por nuestros propios países. Estamos actuando para evitar que nuestros países formen parte de los planes imperialistas y los lleven a cabo, y estamos luchando para que nuestros países se retiren de las uniones imperialistas, como la OTAN y la UE, con los pueblos como dueños de sus propios países.

15.- Frente a esta guerra, que tiende a generalizarse, reafirmamos que seguiremos siendo la voz de las reivindicaciones de paz, justicia social y socialismo de los trabajadores, y mantenemos un frente firme contra el nacionalismo, el racismo, el fascismo y el militarismo.

Compartir:

Next Post

Venezuela: la educación pública bajo ataque

Dom Mar 3 , 2024
Arnaldo Aguilar Dorta. Aporrea.org Voy a usar este artículo “corto-corto” para hacer algunas preguntas, se reconoce que no son las únicas, hay muchas más sobre la grave crisis educativa que la sociedad venezolana debe resolver en los hechos, si no quiere ver desaparecer el sistema público de educación, cuyas consecuencias […]
Foto manifestación maestros por salarios dignos

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario