Macron dicta con nocturnidad la jubilación a los 64 años: solo unidos podremos pararlo

Manifestación en París contra la reforma de las pensiones. Foto de archivo

Pierre Joigneaux. linsoumission.fr

Jubilación. Ira en el corazón. Lágrimas de rabia cuando pensamos en los compañeros en huelgas renovables durante 3 meses. A pesar del movimiento social más fuerte en el país desde mayo del 68, el presidente promulgó la jubilación a los 64 años anoche. Como un ladrón. Como un loco radicalizado, atrincherado, solo, en la cima de los jirones de una Quinta República, que está en proceso de terminar.

Esta promulgación de la noche a la mañana en el Diario Oficial es una nueva provocación, un nuevo cerco a la democracia. Este desprecio presidencial resulta insoportable. Que el Primer Ministro se atreva a pregonar: «esta noche, no hay ganador ni vencido«, dice mucho sobre la despreciable persona que es. Ni siquiera tiene el coraje de asumir la responsabilidad de su acto. De mirarnos a la cara: ¿cómo que no hay perdedores? ¿Y los millones de trabajadores que acaban de perder dos años de descanso? Ya no podrán vivir sin que se les recuerde el 49.3.

Porque en 3 meses, Emmanuel Macron lo ha perdido todo. La batalla de ideas: el 93% de los que trabajan está contra la jubilación a los 64 años, el 82% de los franceses sigue a favor de la suspensión de la reforma. La batalla parlamentaria: el «voto bloqueado» en el Senado que condujo al 49.3 en la Asamblea Nacional. La batalla de la movilización: incluso el Ministerio del Interior reconoce la existencia de la movilización social más fuerte del siglo XXI. La batalla del futuro: la Quinta República francesa se muere, el neoliberalismo ya no hace soñar a nadie, Emmanuel Macron ya no tiene salida.

La batalla que está comenzando ahora, como se ha avisado durante años, será entre ellos y nosotros. El «ellos» es la Agrupación Nacional (RN), el bloque de extrema derecha que se beneficia del colapso del bloque burgués liberal. La RN que aprovecha este colapso para seducir mejor al capital y preparar su candidatura para 2027. En este sentido, la declaración de Geoffroy Roux de Bézieux, el jefe de MEDEF, el 27 de marzo de 2023 en France Info, tiene el mérito de ser clara. ¿La RN en el poder? «Es un riesgo necesario«.

Pero, ¿por qué la burguesía prefiere antes a Marine Le Pen que a Jean-Luc Mélenchon? Porque el capital sabe dónde están sus intereses. La burguesía no está loca, y Marine Le Pen no deja de hacer llamamientos insistentes: a votar contra la restauración del impuesto sobre el patrimonio (ISF); contra el impuesto a los superbeneficios en el Parlamento Europeo y, al mismo tiempo, contra el aumento del salario mínimo, la congelación de rentas y de los precios de las necesidades básicas. Detrás de su discurso electoralista sobre el «poder adquisitivo», que logra seducir a una parte creciente de las clases populares, la Agrupación Nacional sigue haciendo carantoñas al bloque liberal burgués. La urgencia absoluta es desenmascarar la estafa social que es la Agrupación Nacional.

Desde hace muchos años, entre el capital y el trabajo, la RN ha elegido al primero, y al capital le parece bien. Vincent Bolloré creó un imperio mediático para impulsar a Eric Zemmour, y así demonizó a Marine Le Pen. A lo largo del final del mandato de cinco años anterior, los ministros macronistas y ciertos medios de comunicación se enfrentaron contra el «islamo-izquierdismo» en lugar de contra la extrema derecha. La burguesía tiene el mérito de la constancia: en la historia,  a la hora de elegir, siempre ha preferido la alianza capitalista-fascista antes que la izquierda. Cuántas veces lo hemos escrito en estas columnas: antes Hitler que el Frente Popular ayer, antes Le Pen que Mélenchon hoy.

El bloque de izquierda, representado por las NUPES, debe estar a la altura de la gravedad de la situación: concentrar nuestros golpes para desenmascarar la estafa social y racista que es la RN. En lugar de mirarnos el ombligo y dividirnos entre nosotros, debemos unirnos para centrar nuestros golpes en la alianza del bloque de extrema derecha y el bloque burgués, la posibilidad de una candidatura de Marine Geoffroy Le Pen de Bézieux en 2027.

La Sexta República, el compartir la riqueza, poder vivir realmente de tu trabajo, enfrentar la explosión de los precios debido a las superganancias, la revolución ecológica, que implica atacar a los responsables de la catástrofe climática y social: los 63 multimillonarios que contaminan más de la mitad de todos los franceses, o los 5 multimillonarios que poseen los mismos ingresos que 27 millones de personas.

Y para recuperar las clases populares, la última de las buenas ideas sería llegar a Bernard Cazeneuve y François Hollande; a los que traicionaron a las clases populares; a los que se disgustaron con la izquierda en las grandes contiendas; a los que teorizaron este abandono de las clases populares (nota Terra Nova de 2011); a los sepultureros de la izquierda, idiotas útiles de la extrema derecha, que eligieron 15 diputados de RN en Occitania.

El movimiento obrero, los sindicatos, las asociaciones y el bloque de izquierda, las NUPES, deben permanecer unidos. La situación es demasiado grave. El poder no controla la gran reserva de rabia que acaba de liberar. Jean-Luc Mélenchon lanzó un llamamiento la misma noche del 15 de abril: «La violencia excepcional de las decisiones del Consejo Constitucional requiere una estrecha coordinación entre las NUPES y los sindicatos para continuar la lucha y organizar la respuesta necesaria. Alerta a la ira de la desesperación«. La lucha continúa, todos juntos, unidos, contra la crisis del sistema capitalista. El fascismo es capitalismo decadente; es la única respuesta que puede  dar ahora el capitalismo para sobrevivir.

Compartir:

Deja una respuesta

Next Post

Tenemos el gobierno de «izquierdas» más militarista de la democracia

Mar Abr 18 , 2023
Grupo Tortuga El pasado año fuimos rastreando los acuerdos del Consejo de ministros y ministras que aprobaban o autorizaban gasto militar en sus sesiones (entre el 1 de enero de 2022 y el 31 de diciembre). Segun esta información, 2022 acabó con un total de gasto aprobado de nada menos […]
Manifestación reciente en Madrid

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario