Residentes españoles piden al Gobierno ser evacuados de Gaza

Habitantes de Gaza tratando de huir de la destrucción

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones, José Manuel Albares, en comparecencia de prensa del 11 de octubre, ha dado por finalizada “con éxito” la operación de evacuación de españoles en Israel, si bien ha indicado que el Gobierno está “muy pendiente” de los casi 10.000 españoles que se han quedado tanto en Israel como en Palestina. Ahora faltan los hechos, incluso los compromisos, más allá del “no se puede hacer nada” que dicen en las embajadas españolas. Porque el reloj sigue corriendo y el gobierno de Israel avisó el 13 de octubre a la población civil que tiene 24 horas para evacuar el norte de Gaza (¿antes de la invasión armada?). Seguidamente incluimos el relato casi en primera persona de una residente.

Enrique García. Cadenaser.com

Madre española pide al Gobierno que les evacúen de Gaza

Islam Hamdam nació en Gaza pero creció en Valencia. Sus padres, gazatíes, emigraron a España por trabajo cuando ella tenía cinco años. Pronto adquirió la nacionalidad española, al igual que sus padres, que renunciaron a la nacionalidad palestina porque España no reconoce la doble nacionalidad a este país. Islam creció aquí, estudió medicina y se doctoró en Nutrición y Dietética en la Universidad de Valencia.

Hace cinco años volvió a Gaza, a donde se habían mudado sus padres años antes. Allí conoció a su actual marido, palestino, con el que tiene dos hijos. El mayor tiene dos años y medio, y el pequeño tiene tres meses. Ella y su familia vivía en Rimal, en la ciudad de Gaza, una zona acomodada y comercial cerca del hospital Hamed, donde ejerce la medicina en el área de rehabilitación y prótesis. “La noche ha sido muy dura, los bombardeos no han parado. Los niños no pueden dormir. Estamos todos bien, pero no sabemos ni dónde caen las bombas. Las noticias son muy lentas. Estamos muy estresados, los niños están 24 horas en nuestros brazos sin comer ni dormir”, decía entre lágrimas en una entrevista con Àngels Barceló.

“No hay agua potable y yo la necesito para los biberones”

“Han derrumbado todo, tiendas y supermercados. No queda nada. No han respetado ni los hospitales. Los colegios también han sido golpeados. Las universidades han sido bombardeadas. No tienen respeto por nada. El barrio no se puede reconocer. No hay electricidad, tampoco agua potable, solo la necesaria para bañarnos. No hay nada. Yo necesito para los biberones, para mi bebé de tres meses y no puedo”, ha lamentado.

La OTAN pide a Israel una respuesta “proporcionada” a los ataques de Hamás para “evitar” la muerte de civiles

El sábado huyó con sus hijos y su marido a casa de sus suegros, a otra localidad del oeste de la franja más alejada de la frontera con Israel. Huyeron por el miedo a un ataque aéreo. Hoy su barrio es un mar de escombros. Las bombas israelíes han destruido las torres de apartamentos y edificios comerciales de este barrio que un día fue la zona más vibrante de toda la franja.

Islam Hamdam nos atiende desde la casa de sus suegros. Sus padres siguen en otra ciudad del norte de Gaza. Ha conseguido cargar el teléfono porque la localidad donde está tiene generadores eléctricos. “Es lo único que tenemos, y nos falla constantemente. No tenemos luz, no tenemos agua y no tenemos medicamentos. Me da miedo dar el bibi a mi bebé porque el agua no es potable. Así que estoy hirviendo mucho el agua porque no me queda otra opción. Tampoco consigo dar el pecho a mi bebé. Estamos nerviosos, angustiados. Mis niños, como el resto de menores de la franja, llevan días sin dormir escuchando el ruido de los bombardeos”, nos cuenta.

Islam Handam lleva varios días en contacto con el consulado español en Jerusalén, que atiende a los ciudadanos españoles que viven o están de paso en Jerusalén, Cisjordania o Gaza. Handam asegura que conoce a al menos unos 50 españoles que residen en la franja. “Nos dicen que no hay ningún plan para evacuarnos, pero nosotros insistimos. Estamos rodeados de bombas. Las familias están en la calle porque no saben a dónde ir. Ni siquiera los hospitales o colegios son un lugar seguro”.

“Pedimos al Gobierno español que presione a Israel”

“Pedimos al Gobierno español que presione a Israel, que presione para que Israel haga una excepción y que podamos salir de la franja. Mis hijos son españoles y tienen derecho a salir de aquí, al igual que los israelíes con doble nacionalidad pueden salir de Israel. Sí, estamos agradecidos porque nos han facilitado un documento que acredita que mi bebé de dos meses es español, porque no tenía pasaporte. Ya tenemos ese documento. Si se consigue una evacuación, podemos salir todos”. Pero añade otro problema: “En el caso de que nos garanticen una evacuación, necesitaríamos la certeza de que es seguro llegar hasta la frontera. Es muy peligroso, no podríamos llegar de forma segura. Es un trayecto muy peligroso y largo, porque están cayendo bombas. Y las instituciones nos dicen que, actualmente, ellos no puede hacer nada”.

La ayuda humanitaria tampoco puede entrar en la Franja de Gaza. “Queda comida para siete días. Aunque puedas comprar, no hay comida. La gente ha perdido sus casas y su dinero. Y viene invierno, que cada vez hará más frío. Hemos traído prendas de ropa en una mochila pero necesitamos para los niños pequeños, pero es que no hay nada”.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones, José Manuel Albares, dio el miércoles 11 por finalizada “con éxito” la operación de evacuación de españoles en Israel, si bien ha indicado que el Gobierno está “muy pendiente” de los casi 10.000 españoles que se han quedado tanto en Israel como en Palestina..

“Es un miedo y una impotencia constante”

El hermano de Islam, Tamer Hamdan, está en España y también está intentando por todos los medios que su familia pueda salir de Gaza. Habla de “un miedo y una impotencia constante” y denuncia que, a pesar de todas las llamadas y mails a distintas instituciones españolas, no tenga respuesta: “No hemos recibido ninguna información por parte del consulado español”, señalaba en Hoy por Hoy.

Fuentes de Exteriores aseguran a la SER que están haciendo todo lo posible por contactar con todas las personas que figuren como registradas, tanto en Israel como en los Territorios Palestinos. En ambos lugares, en total, el Gobierno calcula que hay unas 10.000 personas con nacionalidad española. Exteriores insta a las personas que no hayan contactado con la embajada o el consulado que lo hagan para poder gestionar la posible evacuación de quien lo necesite y quiera salir de esos territorios.

Compartir:

Next Post

Internacionalización del conflicto palestino. Estados Unidos y las potencias europeas, plenamente implicadas

Vie Oct 13 , 2023
Share on Facebook Tweet it Email GlobalResearch.ca Las respuestas desproporcionadas de Israel al ataque de Hamas están alcanzando niveles intolerables de violencia. Las FDI no solo bombardean intensamente la Franja de Gaza y dejan miles de víctimas civiles, sino que también internacionalizan rápidamente el conflicto, con incursiones contra las regiones […]
Foto de Antony Blinken en la reunión con Netanyahu

Ver también

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario