Llamamiento europeo del comité de enlace contra la guerra

Cabecera del llamamiento del Encuentro Europeo contra la Guerra

Por iniciativa del Comité Europeo de Enlace contra la Guerra, que se reunió el 4 de mayo en París con delegados de dieciséis países

LLAMAMIENTO

«No hay que empezar a luchar contra la guerra cuando esta mata a 1.000 soldados al día, cuando las libertades son suprimidas por la censura y la ley marcial. Es antes cuando hay que luchar, cuando todavía podemos organizarnos, manifestarnos. ¡Hay que actuar para prevenir estos desastres!»

(traducción aproximada del original)

Biden, Scholz, Macron, Sunak, Meloni… ¡No queremos vuestras guerras! Ustedes son los responsables de las masacres y de las guerras.

El 24 de abril, el Congreso de Estados Unidos votó 95.000 millones de dólares para la guerra en Ucrania, para entregar armas al ejército de Netanyahu, para el despliegue militar contra China. La respuesta fue una tremenda ola de movilización estudiantil, empezando por la Universidad de Columbia (Nueva York), retomando el lema: «Genocidio Joe. No puedes esconderte ¿Cuántos niños mataste hoy».

Más de 100.000 palestinos han sido asesinados, mutilados o desaparecidos. Cientos de miles de niños mueren de hambre, privados de atención médica y de escuela, muchos de ellos ahora huérfanos, traumatizados por la magnitud de los bombardeos y la destrucción perpetrados por el ejército de B. Netanyahu.

Los jefes de Estado y de Gobierno, empezando por los Estados Unidos, seguidos por la Unión Europea, son responsables de lo que la Corte Internacional de Justicia ha descrito como un probable genocidio y del que millones de personas horrorizadas son testigos cada día. Los gobiernos están participando en el aplastamiento del pueblo palestino organizando entregas de armas y componentes militares a Israel y manteniendo acuerdos comerciales con el Estado que mata y destruye toda forma de civilización en la Franja de Gaza.

A pesar de la inacción, o incluso del silencio, de las cumbres del movimiento obrero, las protestas y las movilizaciones poderosas se extienden en todos los países del mundo, en todos los continentes, incluido Israel, en defensa del pueblo palestino y sus derechos.

Los gobiernos y la Unión Europea que permitieron y siguen apoyando este genocidio (calificado como tal incluso por el Papa), ahora están tratando de moderar sus palabras, asustados por las consecuencias de su política en Palestina y en su propio país.

Los gobiernos ahora quieren involucrarnos más en la guerra en Ucrania, enviando tropas y sumiéndonos en un conflicto entre potencias nucleares. Las mismas personas que nos vendieron la Unión Europea como un espacio de paz se preparan ahora para la guerra.

El movimiento obrero alemán, en contra de la guerra, exigía «mantequilla en lugar de cañones». Pero desde muchos gobiernos, así como desde la UE, hay voces que piden el establecimiento de una economía de guerra, que

significa un ataque general a las conquistas sociales, a las libertades democráticas y a los servicios públicos que las luchas obreras han impuesto en todos los países. Mientras las direcciones sindicales apoyen la orientación bélica de las élites gobernantes en Europa, no podrán evitar la destrucción de estas conquistas de los trabajadores.

A ambos lados de la frontera ruso-ucraniana, los jóvenes son detenidos en las calles, en las ciudades y en el campo, para ser enviados a la fuerza al frente y a la muerte. Cuando Putin alista 300.000 nuevos soldados, Zelenski reduce la edad de reclutamiento en dos años. Y esto para servir de carne de cañón al servicio de las multinacionales y oligarcas de todo pelaje. Nos negamos a permitir que esta guerra se extienda. Queremos que se detenga de inmediato.

Frente a todos los gobiernos belicistas, que hipócritamente afirman defender la paz y la democracia mientras desmantelan los logros sociales y democráticos en todas partes, rechazan las negociaciones y al alto el fuego y continúan los envíos de armas, estamos junto a los jóvenes ucranianos y rusos que ya no pueden soportar la guerra, junto a los trabajadores y la juventud que rechazan la guerra y la opresión, y exigen un alto el fuego, el levantamiento del bloqueo de Gaza y la satisfacción de las demandas sociales y políticas.

Decimos: ¡no en nuestro nombre!

Rechazamos las guerras y la barbarie, que solo benefician a los poderosos y a los fabricantes de armas cuyos beneficios se están disparando.

Nos negamos, por nosotros mismos y por nuestros hijos, por nuestros nietos, a ser arrastrados a la guerra y a la militarización de toda la sociedad.

Rechazamos los presupuestos militares cada vez más crecientes bajo la tutela de la OTAN y la Unión Europea, denunciamos la guerra social que se libra contra los trabajadores y los jóvenes.

Rechazamos todos los ataques a las libertades, las amenazas y la represión. Defendemos la libertad de expresión, reunión, manifestación y el derecho de huelga, que están particularmente amenazados.

La movilización del pueblo podrá bloquear la escalada asesina a la que nos quieren arrastrar los gobiernos, y detener las entregas de armas.

Al unirnos más allá de las fronteras, actuamos por la unidad internacional de los trabajadores y la juventud para imponer el alto el fuego y la reasignación de los presupuestos militares a las necesidades vitales de la población, escuelas, hospitales, salarios y pensiones.

¡Alto a la masacre del pueblo palestino!

En Palestina, como en Ucrania, ¡alto el fuego inmediatamente!

¡Detengan las entregas de armas!

¡No a cualquier intervención militar de las fuerzas de la OTAN en Ucrania!

Compartir:

Next Post

La Federación del Trabajo de Ontario apoya las acampadas de estudiantes

Vie May 31 , 2024
Nick Seebruch. Mronline La dirección de la Federación del Trabajo de Ontario (OFL) celebró una manifestación de emergencia el lunes 27 de mayo por la mañana en el campus de la Universidad de Toronto (UofT). La manifestación fue en solidaridad con los estudiantes y sus simpatizantes que durante tres semanas […]
La presidenta de la OFL, Laura Walton, habla en una manifestación en apoyo de los estudiantes de la UofT el lunes 27 de mayo. (Foto: OFL / X)

Ver también

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario