Forman una “línea roja” alrededor de la Casa Blanca para protestar por el apoyo a Israel

Manifestantes sostienen una pancarta roja para rodear la Casa Blanca, el 8 de junio. (Foto WW: Marta Guttenberg)

Cien mil personas acudieron a Washington DC para rodear la Casa Blanca con una “línea roja” de kilómetros de largo, y luego formaron un “Tribunal Popular” para juzgar a Biden y Netanyahu por genocidio…

Natalia Marques. Defenddemocracy.press

“La clase dominante nos ha demostrado que no tiene línea roja”, dijo Lamees M, organizador del Movimiento Juvenil Palestino, al abrir una manifestación de más de 100.000 personas frente a la Casa Blanca en la capital de Estados Unidos el sábado 8 de junio. “Financiarán el asesinato de 40.000 palestinos. Proporcionarán cobertura para la destrucción total de toda la Franja de Gaza. Proporcionarán el plan para el desplazamiento masivo de más de un millón de palestinos, y luego enviarán bombas para que lluevan sobre la gente en sus tiendas de refugio”.

Más de 200 organizaciones se unieron para llevar a cabo la manifestación y organizar docenas de autobuses para llevar a manifestantes de todo el país a converger en Washington DC. 1.000 manifestantes viajaron durante la noche desde Tampa, Florida, y más manifestantes vinieron de lugares tan lejanos como Detroit, Iowa y Kentucky. Entre las organizaciones convocantes se encontraban el Movimiento Juvenil Palestino, los Estudiantes Nacionales por la Justicia en Palestina, el Foro del Pueblo, Al-Awda: La Coalición por el Derecho a Regresar de Palestina, la Red de la Comunidad Palestina de Estados Unidos y la Coalición ANSWER.

Anteriormente, el 8 de junio, Israel volvió a lanzar bombas sobre el campo de refugiados de Nuseirat, en una llamada “operación de rescate”. Las fuerzas sionistas “rescataron” a cuatro rehenes, pero en el proceso mataron a 274 palestinos e hirieron a más de 698 más, todos con bombas de fabricación estadounidense.

Mientras decenas de miles de personas, jóvenes y mayores, que representaban a una multitud de nacionalidades, se reunían en la Plaza Lafayette frente a la Casa Blanca, el estado de ánimo abrumador era de indignación porque el gobierno de Estados Unidos se ha negado hasta ahora a abandonar su apoyo incondicional al genocidio israelí.

Los manifestantes formaron una “línea roja” alrededor de la Casa Blanca, una bandera roja de varios kilómetros de largo, partes de las cuales estaban inscritas con los nombres de los 40.000 palestinos asesinados por Israel en el genocidio en curso desde octubre.

Los manifestantes denunciaban las afirmaciones anteriores de Biden de que la invasión de Rafah por parte de Israel sería una línea roja para su administración, e incluso amenazaban con retener los envíos de armas cuando Israel todavía amenazaba con invadir.

“Dejé claro que si van a Rafah, aún no han ido a Rafah, si van a Rafah, no estoy suministrando las armas que se han utilizado históricamente para lidiar con Rafah, para lidiar con las ciudades, que se ocupan de ese problema”, dijo Biden durante una entrevista con CNN el 8 de mayo.

Pero desde entonces, Israel ha invadido, perpetrando masacre tras masacre en Rafah utilizando armas fabricadas en Estados Unidos, lo que no ha provocado cambios materiales en la política de la administración Biden. Estados Unidos continúa con su política de décadas de enviar armas a Israel para llevar a cabo la destrucción sistemática de la vida palestina.

Peoples Dispatch habló con Mohammad, del Movimiento Juvenil Palestino (PYM), quien dijo que “la clase dominante no es la que establece las líneas rojas. La gente de la clase trabajadora de este mundo es la que pone las líneas rojas”.

Mohammad también habló en el mitin en la Plaza Lafayette como representante de PYM, hablando sobre el estado de la lucha más amplia por Palestina dentro de la diáspora desde octubre. “El pueblo de Gaza, la cuna popular, existe como la marca por la que siempre debemos medirnos. Y por eso, no podemos permitirnos sucumbir a la desesperación, sucumbir al derrotismo”, dijo dirigiéndose a los congregados en la plaza.

“Simplemente existimos como un frente de muchos”, continuó Mohammad. “Hemos cerrado calles, hemos cerrado puentes, aeropuertos, estaciones de tren… Esto nunca había sucedido en la historia del Imperio durante mucho tiempo. Día tras día, nos organizamos para obstruir las arterias del imperialismo, aquí en las entrañas de la bestia”.

Más tarde ese mismo día, miles de personas se reunieron al otro lado de la Casa Blanca, para celebrar un juicio ante el Tribunal Popular de Justicia contra Benjamin Netanyahu, Yoav Gallant, Joseph Biden, Lloyd Austin, Anthony Blinken, así como a los estados de Estados Unidos e Israel, por los crímenes de genocidio, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

“A todas las personas de conciencia que están entrando en el Tribunal del Pueblo, les damos la bienvenida al lugar que les corresponde en la historia como jueces de lo que está bien y lo que está mal”, dijo Layan Fuleihan, organizador palestino y director de educación del Foro del Pueblo.

Los asistentes al Tribunal Popular escucharon testimonios directamente desde Gaza, leídos por organizadores palestinos. Entre ellos, el testimonio de una niña palestina de 13 años que perdió a sus padres y a sus hermanos en un bombardeo israelí el 11 de diciembre de 2023, en el que solo ella y su hermano sobrevivieron con heridas importantes. Ahora se refugia en una escuela de la UNRWA en el campamento de Nuiserat, que ha sido bombardeado varias veces por las fuerzas israelíes. “Nuestra vida en el refugio es difícil. Todos los días tengo que subir y bajar las escaleras muchas veces, lo cual es muy difícil con mis lesiones”, se lee en el testimonio. “Extraño volver de la escuela y encontrar a mi madre preparando la comida y comiendo juntas. Pero mi madre fue martirizada. La ocupación la mató y me dejó para continuar mi vida sin ella”.

El Tribunal Popular concluyó declarando a todos los acusados culpables de genocidio, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Peoples Dispatch habló con Brian Becker, director ejecutivo de la Coalición ANSWER, quien explicó la importancia de que miles de trabajadores se unan para enjuiciar a los poderosos. “Este es un momento raro para las personas que acuden a una manifestación masiva en Washington, DC, para tener como evento final el testimonio de abogados internacionales, abogados de derechos humanos, académicos legales sobre el testimonio directo de la gente en Gaza sobre crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y crímenes contra la paz”, dijo Becker.

Becker también habló de la importancia de la etapa actual del movimiento por Palestina en Estados Unidos, ocho meses después del genocidio, destacando que cada vez más personas “ahora piensan que la narrativa israelí es falsa”.

“Hemos creado esta conciencia… Todos los grupos del movimiento que han estado en las calles, usando todo tipo de tácticas para mostrar protesta, para mostrar oposición, para mostrar lucha. La conciencia de las personas cambia cuando están en lucha. Cuando están en lucha, abren sus mentes a nuevas ideas. Y eso es lo que estamos presenciando en Estados Unidos”.

Compartir:

Next Post

Venezuela: La Otra Campaña exige libertades y derechos sociales antes de las elecciones

Jue Jun 13 , 2024
Share on Facebook Tweet it Email Coordinadora Nacional Autónomo Independiente De Trabajadores (CAIT) Maracaibo 11-6-2024 LA OTRA CAMPAÑA EXIGE “ELECCIONES SIN TRABAJADORES PRESOS Y SE SOLIDARIZA CON LOS SIDORISTAS” Las organizaciones populares articuladas en la iniciativa #LaOtraCampaña exigen al Estado la libertad de los trabajadores injustamente judicializados por defender derechos […]
Presentación ante la prensa del comunicado de denuncia de la Otra Campaña

Ver también

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario