Elecciones francesas: Democracia

Marcha de celebración resultados elecciones en Francia, segunda vuelta

Declaración del POI (Partido Obrero Independiente)
tras la segunda vuelta de las elecciones francesas

De nuevo, después de haber utilizado el terreno directo de la lucha de clases (Chalecos Amarillos por el poder adquisitivo, semanas de manifestaciones contra la reforma de las pensiones, innumerables huelgas y numerosos preavisos con resultados, en particular para los Juegos Olímpicos…), por segunda vez en ocho días, los trabajadores, los jóvenes, la población en su conjunto han aprovechado la oportunidad del terreno electoral para expresarse. Desmontando todos los pronósticos de los medios de comunicación parciales, el RN no obtiene la ansiada mayoría absoluta y el NFP supuestamente moribundo logra más de 180 escaños.

Preocupando a toda la esfera político-mediática y a los defensores del orden, el 67% de los electores –  un nivel récord desde 1997- se ha movilizado ignorando todas las trampas. Es decir, 20 puntos más que en las elecciones legislativas de 2022. Sin la menor ambigüedad, hayan votado lo que hayan votado, el veredicto de la inmensa mayoría de ellos es claro. Han dicho: «Macron, ya basta». La mayoría presidencial pierde más de un millón y medio de votos en comparación con la segunda vuelta de las elecciones legislativas de 2022.

¡Basta ya de Macron! ¡Basta ya de esta política!

Basta ya de Macron, es decir, basta ya de esta política: rechazo de la regresión social y política, rechazo del desguace sistemático de la escuela, del sistema sanitario, de la miseria que crece mientras capitalistas y financieros se atiborran, rechazo de la destrucción de todas las conquistas, empezando por las pensiones…

Rechazo de toda la política de Macron, que no ha cesado de profundizar los ataques ya iniciados por los Gobiernos de la V República, en particular el quinquenio de Hollande, Valls, Cazeneuve, El Khomri… Los trucos y subterfugios con los que un puñado de ellos han sido elegidos cambiando oportunamente de chaqueta ya no engañan a nadie.

Ya han comenzado su pequeña danza con los que mintieron sobre sus investiduras, los que fueron elegidos por un acuerdo directo de Macron y con el visto bueno de la RN, o incluso los que cambian de etiqueta para crear otro grupo en la Asamblea Nacional (después de haber sido elegidos, claro)… Así va la vida de estos pequeños bailarines mundanos de la política.

En este rechazo, en defensa de los valores democráticos y republicanos, contra el racismo y el antisemitismo, por la defensa intransigente de las reivindicaciones obreras y sociales vitales, LFI ha confirmado su papel central y una vez más indiscutible, a través de la excepcional movilización de decenas de miles de personas que se comprometieron con la campaña. Y ello a pesar de los llamamientos a obstaculizar a LFI lanzados por Edouard Philippe, Aurore Bergé, Les Républicains, el RN… A pesar de los apaños entre los macronistas y el RN para hacer perder a los candidatos de LFI en varias circunscripciones… A pesar de las campañas de difamación, acusándoles de antisemitismo por manifestar su apoyo inquebrantable al alto el fuego inmediato y el fin de las masacres en Palestina.

Ahora, inmediatamente, la democracia exige que la voz de esos millones sea escuchada y respetada

Hoy, ahora, inmediatamente, la democracia exige que la voz de esos millones sea escuchada y respetada. Las palinodias, las tretas febriles de los políticos de todas las tendencias, aparecidas para la ocasión o reveladas en el curso de esta batalla no van a cambiar nada. En el peor de los casos, su intento de salvar las instituciones de la V República para continuar con la misma política, podrán provocar retrasos, pero no lograrán hacer desaparecer el fondo de la cuestión: ¡basta ya de esta política! ¡Ruptura!

Los que, ya candidatos a intentarlo, se acomoden a ello, sufrirán el mismo destino que ya han sufrido o están a punto de sufrir, cualquiera que sea su partido o la formación política (PS, PCF, EELV, LR, RN…). Muchos comentaristas y políticos espantados muestran su preocupación por una Francia ingobernable. Y tienen razón.

Gobernar con pequeñas artimañas, giros de veleta, utilizando los artificios de la agónica V República, alinearse con los «caballos viejos» al borde de la extenuación… contra la voluntad del pueblo, burlando la democracia, es misión imposible. La movilización ha asestado un golpe decisivo a la moribunda V República y producirá choques de una nueva intensidad.

Tanto más cuanto que las fuerzas empeñadas en fracturar la sociedad y salvar el capitalismo no han logrado el éxito que esperaban, y han medrado sobre la base de todas las traiciones y renuncias pasadas y futuras de la «izquierda de gobierno responsable». Lo que está lejos de ser una fatalidad.

«Ser razonable», «tener en cuenta el equilibrio de fuerzas», «no impulsar el caos»: las preocupaciones inmediatas de los medios al conocer los resultados. La respuesta es clara: respetar la democracia.

Es, como han dicho la inmensa mayoría y las «fuerzas vivas» del país (sindicatos, asociaciones, demócratas, LFI, hombres y mujeres progresistas…), unirse, sea cual sea la forma, pero a partir de la satisfacción de las reivindicaciones: derogación de la reforma de las pensiones, aumento del salario mínimo a 1.600 euros, derogación de la reforma del seguro de desempleo, recursos inmediatos para la escuela y la sanidad, derogación de la Ley de Asilo e Inmigración…

Así es como las derivas racistas, antiinmigrantes, represivas que siempre están presentes en esos momentos de alta intensidad, retrocederán y quedarán reducidas a la mínima expresión. Unir a todos y a todas en un objetivo común es escuchar a la democracia y comprometerse a cambiarlo todo.

Es posible.

Compartir:

Next Post

75 años de la OTAN = 75 años de negación

Mié Jul 10 , 2024
Share on Facebook Tweet it Email La siguiente es una versión abreviada del discurso que Sevim Dagdelen, parlamentaria alemana de la Alianza de Izquierdas Sahra Wagenknecht, dió en la conferencia “No a la OTAN – Sí a la paz” en Washington, DC el 6 de julio de 2024. En su discurso explica que […]
Marcha contra la OTAN en Washington el 6 de julio

Ver también

Boletín semanal de novedades

Recibe en tu email un correo semanal con todas las nuevas entradas publicadas en esta web

Sumario